Translate

lunes, 25 de julio de 2016

Política – LA FATAL ARROGANCIA SOCIALISTA DEL GOBIERNO DE BACHELET


La arrogancia intelectual y el voluntarismo van siempre de la mano cuando los socialistas hablan. Creen que los políticos y los funcionarios pueden modelar el mundo de acuerdo a sus particulares creencias y se olvidan que son las personas comunes y corrientes quienes lo transforman con sus acciones diarias. Las leyes se aceptan cuando la costumbre y el uso ya lo han permitido, y se rechazan cuando eso no es así. En otras palabras, las leyes no modelan el comportamiento humano, sino solo norman el comportamiento ya aceptado. El intervencionismo socialista cree que las leyes modificarán el comportamiento humano sin costo alguno pero, la intervención sistemática en las instituciones solo crea nuevos problemas y nuevos desafíos.

El nefasto proceso de reformas liderado por la socialista Bachelet ha sido mal ideado y pésimamente implementado. En primer lugar, este proceso fue mal ideado, porque se basa en un erróneo supuesto general: reducir el avance de los más aventajados para igualarlo con los más desventajados. Es una especie de búsqueda de la justicia rawlsiana pero sin velo de la ignorancia. Lo anterior, se puede ejemplificar cuando un político socialista dijo “voy a hacer una metáfora, que son siempre peligrosas en esto…Lo que tenemos actualmente es en una cancha enlozada un competidor corriendo con patines de alta velocidad y otro descalzo. El descalzo es la educación pública. Entonces me dicen, ¿por qué no entrenas más y le das más comida al que va descalzo? Primero tengo que bajar al otro de los patines”. En otras palabras, este proceso de reformas se basaba en el supuesto que los más aventajados habían logrado su ventaja de una manera injusta.

En segundo lugar, este proceso fue pésimamente implementado porque no se estudió la problemática con la profundidad requerida, no se definieron los objetivos previamente y todo fue improvisado, dado que había plazos que cumplir. Tal como dijo Lamarca alguna vez “las prisas pasan, las cagadas quedan”. Por ejemplo, la reforma educacional ha sido elaborada con una displicencia que raya en la irresponsabilidad, al enfatizar todo lo relacionado con el lucro sin considerar la calidad, y al privilegiar la educación superior. Todos saben que la reforma educacional requiere unos 20 años –mínimo- para comenzar a dar los frutos necesarios al trabajar con los niveles preescolares. Pero, los infantes no votan ni marchan en las calles y por eso este gobierno se dedicó a satisfacer las demandas de los adolescentes cabezas de piedra que jamás han trabajado ni saben del esfuerzo necesario. Por eso, la mala elaboración de las reformas responde a una distorsión ideológica que solo persigue castigar a los más exitosos y, al mismo tiempo, satisfacer los intereses de los grupos de poder que votan en las elecciones.

Al final, estas terribles reformas solo conseguirán un resultado: más incertidumbre y empobrecimiento. Sin embargo, la naturaleza y el comportamiento humano buscarán nuevos equilibrios dinámicos pero en un nivel inferior. Las reformas socialistas, basadas en la intervención de los mercados y las instituciones, no presagia nada bueno porque reduce los espacios discrecionales de libertad para experimentar y buscar soluciones más eficientes; cierran las oportunidades y convierten a las sociedades en entidades cerradas y aisladas. Por eso, es inaceptable que una mala reforma sea el objetivo de un gobierno serio.

Y, en tercer lugar, no tomaron en cuenta que el Estado está gestionado por una normativa institucional insuficiente y una masa de funcionarios públicos ideologizados y no preparados para las exigencias del futuro. Tal como hemos visto en estos últimos días en Gendarmería, los funcionarios públicos son contratados en función de su ideología política y no en base a sus capacidades. Por lo tanto, ¿cree alguien que esta masa de funcionarios y burócratas implementará adecuadamente las leyes y regulaciones que les imponen los hacedores de política?. En una reciente marcha llamaba la atención la presencia de funcionarios públicos de reparticiones distintas a Gendarmería que piden “No a las AFP” porque ellos quieren los mismos beneficios que la esposa de Andrade, ¿sabrán que el sistema de reparto está quebrado en todo el mundo?. Esto pasa en los países que implementan regulaciones socialistas en la que pocos se creen dueños de los recursos de los contribuyentes.

Solo las sociedades libres y abiertas son capaces de generar oportunidades crecientes para que los más talentosos y esforzados puedan buscar alternativas o nuevas soluciones para los problemas de nuestra vida. Las sociedades cerradas y sin libertades, reducen los espacios para crecer y desarrollarse porque al generar regulaciones excesivas se pierden grados de libertad crecientes. Al final, ganan aquellos que usan el poder para recibir beneficios por sobre todos los demás.

¿O usted está en desacuerdo?

Panorama LIBERAL

Lunes 25 Julio 2016

sábado, 23 de julio de 2016

Política – LA “NUEVA MAYORÍA”, AGENCIA DE EMPLEOS IZQUIERDISTA

Los cargos políticos, en su gran mayoría, son grasa fiscal que no aporta valor a la sociedad y es un desperdicio que retrasa nuestro desarrollo porque la riqueza se dirige a las manos y bolsillos de aquellos que nada hacen para maximizar las condiciones de generación de riqueza.
Andrés Palma, un funcionario socialista, dejó de trabajar para el Estado hace un tiempo atrás y se planteó públicamente que “no sabía qué hacer una vez que perdió su cargo político porque había estado más de 30 años en un empleo fiscal”. Lo más llamativo es que cuando salió a buscar empleo le pagaban un salario muy por debajo del que recibía en el sector público…Y añoraba su empleo anterior.

Al mismo tiempo, aún recuerdo algunas conversaciones con un querido amigo que trabajaba en el MOP en la época del gobierno de Frei padre. “De repente, se llenó el servicio de camaradas y correligionarios a los cuáles había que asignarles escritorios y tareas porque venían recomendados de lo más alto…Ahí observaba como estas personas llegaban a la oficina, ponían un vestón encima de la silla para salir a tomarse un cafecito en el centro…¿Sabes porque surgieron los cafés con pierna?...Para satisfacer la demanda de funcionarios públicos ociosos que dedicaban todo su tiempo a tomar café, conversar y de tarde en tarde…trabajar algo…El malgaste de recursos en funcionarios inútiles e ineptos es una práctica de siempre en los gobiernos socialistas…”.

Y, ahora, observamos la perla de Gendarmería en la cual existen grupos partidistas al interior que asisten a asambleas, son todos de la misma ideología política y responden a sus partidos de izquierda. Este caso es un ejemplo palpable de cómo se gasta el dinero de los contribuyentes en salarios de funcionarios que no maximizan los servicios que prestan.

Así, la izquierda es una completa agencia de empleos socialista, preocupada de emplear camaradas y ubicarlos en el Estado en cualquier cargo. Mientras el común de los chilenos y chilenas se esfuerza en crear riqueza, la izquierda paga salarios y pensiones que no tienen relación alguna con la productividad de dichas personas, ¿se han dado cuenta que todos los camaradas de Bachelet ganan entre 3 a 5 millones de pesos al mes, en forma independiente del cargo que ostentan?.

En resumen, la izquierda solo desea el poder para emplear camaradas. Y todos lo saben y es la razón para crear ministerios y grasa fiscal que abre nuevos espacios para emplear funcionarios e inútiles burócratas. Por ejemplo, circula en los medios sociales que toda la familia Frei recibe sueldos del Estado de Chile. En 1999, el candidato Frei decía que “lo digo desde ya: Aquellos que van a servirse del poder para un beneficio personal ¡para afuera!! No nos interesa que estén trabajando con nosotros. La transparencia tiene que ser fundamental en el servicio público y no vamos a aceptar ninguna salida en esta materia”. Pero, si observamos de que viven los Frei observaremos:

“1) CECILIA FREI LARRAECHEA (hija del candidato), Jefa de la Unidad de Atención de Víctimas y Testigos de la Fiscalía Metropolitana Centro Norte, del Ministerio Público, Santiago. Empleo estatal.

2) CATALINA FREI LARRAECHEA (hija), Jefa de la Unidad de Adopción del Servicio Nacional de Menores, SENAME, y antes integrante bien remunerada de la Comisión de la Tortura del Ministerio del Interior. Ambos empleos estatales. Casada con el actor y productor Eduardo Cumar Valdés, favorito de municipios de la Concertación y de la estatal TVN (“Animal Nocturno”, “Enigma”, etc.).

3) VERONICA FREI LARRAECHEA (hija), Gerente de Marketing del Hogar de Cristo, entidad financiada en un 50% con subsidios del Estado. Casada en segundas nupcias con el productor español Jaime Vas Carrasco, vinculado a la TV estatal hispana y a canales de TV chilenos.

4) HERNAN ROBINSON CALDERON (ex yerno, primer marido de Verónica Frei y padre de sus hijos), Seremi de la Región de La Araucanía. Empleo estatal.

5) MAGDALENA FREI LARRAECHEA (hija), Directora ejecutiva de la Fundación Frei , entidad financiada parcialmente con fondos del Estado. Casada con Edmundo Pérez Vergara, hijo del Ministro del Interior Edmundo Pérez Yoma.

6) CARMEN FREI RUIZ TAGLE (hermana), ex senadora por la Segunda Región de Antofagasta desde 1990 a 2006, derrotada para un tercer período por su compañero de lista José Antonio Gómez, PRSD. Su permanencia en el Senado, en todo caso, le significó sueldos por aproximadamente 1.900 millones de pesos del presupuesto del Estado, cifra récord para una educadora de párvulos. La ciudadanía de Antofagasta, sacando bien las cuentas, consideró que era como mucho su leal sacrificio y votó para jubilarla del hemiciclo senatorial. En la actualidad, le arrienda inmuebles al Estado en algunas ciudades de Chile.

7) EUGENIO ORTEGA RIQUELME (cuñado, marido de Carmen Frei)), ex diputado y actual Embajador de Chile en Canadá. Ambos empleos estatales.

8) MARIA PAZ ORTEGA FREI (sobrina), Jefa de Gabinete del Ministerio de Educación y Directora de la División de Coordinación Interministerial del Ministerio Secretaría General de Gobierno. Ambos empleos estatales.

9) MARIA FRANCISCA ORTEGA FREI (sobrina), ex Secretaria Regional Ministerial de Minería de la Región Metropolitana y Administradora General del Ministerio de Minería. Ambos empleos estatales.

10) FRANCISCO FREI RUIZ TAGLE (hermano), integrante del Directorio de Televisión Nacional de Chile, uno de los empleos estatales mejor remunerados del país.

11) JORGE FREI RUIZ TAGLE (hermano), Jefe de Administración del Municipio de Maipú. Empleo estatal.

12) JORGE ANDRES FREI TOLEDO (sobrino), integrante de la División Jurídica del Ministerio de Justicia en 1997-2000 y 2002-2003; en 2003-2006, parte del equipo de Asesores en Políticas Públicas de Ricardo Lagos, y desde 2006 Subsecretario de Justicia. Todos empleos estatales.

13) GONZALO FREI TOLEDO (sobrino), ex Jefe de Gabinete de Chile Deportes, memorable institución, y en la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo. Empleos estatales.

14) RAIMUNDO FREI TOLEDO (sobrino), investigador del PNUD, Informe de Desarrollo Humano. Empleo costeado con fondos del Estado de Chile.

15) PAULA MARIA URZUA FREI (sobrina, hija de Mónica Frei Ruiz Tagle), ex concejala remunerada por Til Til y actual Directora Regional del Servicio Nacional de la Mujer , SERNAM. Empleos estatales.

16) PEDRO URZUA FREI (sobrino), ex Jefe de Gabinete de MIDEPLAN y actual Jefe de Gabinete del Ministerio de Minería (donde comparte espacio con su prima María Francisca Ortega Frei). Ambos empleos estatales…”.

¡Todos los Frei viven del Estado de Chile, y con sueldos pagados por todos los contribuyentes ¡..Sería interesante saber que maravilloso don tienen los Frei como para estar todos empleados en el Estado, ¿no habrá alguno por ahí que obtenga ingresos por su propio esfuerzo o es mucho pedir?

Una persona recibe un salario por satisfacer las necesidades de algún grupo de personas; mientras mayor sea ese grupo de personas satisfechas mayor será el ingreso…Los cargos políticos, en su gran mayoría, son grasa fiscal que no aporta valor a la sociedad y es un desperdicio que retrasa nuestro desarrollo porque la riqueza se dirige a las manos y bolsillos de aquellos que nada hacen para maximizar las condiciones de generación de riqueza.

La clave está en minimizar la grasa fiscal e impedir que se use el Estado para pagar salarios a camaradas, familiares y amigos que no tienen ninguna capacidad para generar valor a la sociedad, ¿podremos seguir soportándolo?

Panorama LIBERAL
Domingo 24 Julio 2016

domingo, 10 de julio de 2016

Opinión - ¿CÓMO SE ENRIQUECEN LAS PERSONAS EN LATINOAMERICA?

Ye resulta increible como esta gente se apodera de la riqueza de todos...y no tienen verguenza...¿hasta donde iremos con esta gente?
Algunos de nuestros caros lectores nos han preguntado porque este blog se ha quedado callado tanto tiempo. La respuesta es múltiple. En primer lugar, aburrimiento por la repetición de los mismos temas y los mismos personajes. Reiterar lo mismo una y otra vez ya no causa gracia a nadie: la estupidez y necedad de nuestros políticos, empresarios y dirigentes ya no causa gracia. Es más, da verguenza. Sin embargo, al caminar por las calles sorprende la candidez e ingenuidad de la gente que aún cree que los sinvergüenzas a cargo del Estado y de las empresas harán algo por todos, pese a que se indignan cuando se enteran de las metidas de pata que salen a la luz. La gente parece maniatada emocionalmente y amarrada a instituciones que ya no funcionan. Por años, la oligarquía gobernante, política y económica,  ha vendido falacias como “el servicio público” y “el Estado los sacará de la pobreza”, y en el intertanto “el servicio público” solo ha sacado de la pobreza a la oligarquía gobernante, política y económica. Por eso, sorprende que aún se espere algo de ellos.

En segundo lugar, las instituciones. La oligarquía ha construido una institucionalidad feble y fácil de someter a los caprichos de los que están en poder. Sorprendentemente, un dictador como Pinochet fue el único que creó una institución independiente como el Banco Central. En general, los políticos crean leyes, normas e instituciones que solo favorecen a los que detentan el poder, y limitan a las grandes mayorías que no se dan cuenta del despojo. Crean ministerios, departamentos, oficinas y lugares similares, llenándolos de burócratas y funcionarios que responden a la ideología de turno, llenando papeles y papeles con informes que nadie necesita leer. En otras palabras, crean instituciones inútiles para emplear a sus correligionarios y abusar del poder sin entregar nada a cambio. Así crearon el Ministerio del Deporte para mejorar los resultados deportivos, ¿pueden creer tamaña necedad?.

En tercer lugar, parafraseando a Juan Bautista Alberdi cuando decía que los latinoamericanos “hemos sido ociosos por derecho y holgazanes legalmente. Se nos alentó a consumir sin producir. Nuestro pueblo no carece de alimentos sino de educación y por eso tenemos pauperismo mental. En realidad, nuestro pueblo se muere de hambre de instrucción, de sed de saber, de pobreza de conocimientos prácticos y de ignorancia en el arte de hacer bien las cosas. Sobre todo se muere de pereza, es decir de abundancia. Quieren pan sin trabajo, viven del maná del Estado y eso los mantiene desnudos, ignorantes y esclavos de su propia condición. El origen de la riqueza son el trabajo y el capital, ¿qué duda cabe de que la ociosidad es el manantial de la miseria?. La ociosidad es el gran enemigo del pueblo en Latinoamérica”.

En otras palabras, el pueblo llano está convencido de que son pobres porque otros decidieron empobrecerlos. Y están en lo cierto, pero lo más sorprendente es que no culpan a los políticos y sus regulaciones empobrecedoras, sino que culpan a los empresarios que, de alguna manera, también son víctimas de las normas creadas por los gobiernos populistas y socialistas. En el afán de apropiarse de la riqueza ajena, los gobiernos crean regulaciones que limitan el libre mercado e impiden el normal desenvolvimiento de las actividades económicas. Así surgen los oligopolios y la riqueza se concentra en pocos grupos empresariales que son los que terminan financiando a los mismos políticos en su acceso al poder. Un círculo vicioso creador de pobreza y de falta de oportunidades.

Finalmente, este caldillo indeseable consigue transformar nuestro mundo en un lugar sin oportunidades para los más talentosos o los más esforzados, que son los únicos capaces de generar riqueza por medio de mejorar el bienestar de todos. En cambio, Latinoamérica está repleta de personas que se enriquecen en virtud de la falta de mercados y del exceso de regulaciones. En otras palabras, los más capaces deben conformarse con patear piedras mientras los menos capaces se enriquecen a manos llenas. Piensen, por ejemplo, en la esposa del socialista Andrade que, por trabajar 20 años, en Gendarmería obtiene una pensión vitalicia de más de $5.000.000. Si pensamos que una persona promedio que cotiza por 30 años recibe $500.000 de pensión vitalicia, ¿qué aporte al bienestar de todos puede haber hecho esta persona como para recibir semejante transferencia de riqueza que debe ser financiada por todos?.

POR EJEMPLO, ¿CÓMO SE ENRIQUECEN LOS LATINOAMERICANOS?

Conviene preguntarse, entonces: ¿Cómo se enriquecen los latinoamericanos en estos días?. En primer término, se enriquecen si están cerca del poder, como políticos o funcionarios, dada la riqueza que circula a su alrededor y la falta de controles rigurosos. Así, se permiten pensiones millonarias o cobrar sobreprecios en obras públicas o recibir sobres con ingresos adicionales en efectivo…Todo un arsenal de recursos para apropiarse del dinero de los contribuyentes.

En segundo término, en Latinoamérica, las personas se enriquecen si trabajan en empresas estatales poseedoras de los commodities de los respectivos países. En Venezuela y Brasil se enriquecen si trabajan en empresas de petróleo y en Chile si trabajan en el cobre. Estas empresas estatales son las principales generadoras de flujo para sus economías y los que ingresan a ella se aseguran su parte generosa del pastel.

En tercer término, las personas se enriquecen si tienen los apellidos y los contactos necesarios para acceder a los pocos puestos bien pagados de las distintas economías poco competitivas. Como hemos dicho, en Latinoamérica no hay mercados libres y las empresas oligopólicas ofrecen pocas oportunidades de mejora excepto para aquellos que pertenecen a la élite…¿Qué hace el resto de las personas?. Comienzan a correr la carrera de la rata, asistiendo a empleos de tiempo completo pagados como si fueran de medio tiempo. La falta de competencia en los mercados ha generado mercados laborales de bajos salarios porque solo se venden los productos de bajo precio. Así, la riqueza no fluye en las economías.

En resumen, el mérito y el logro de resultados no está correlacionado directamente con el ingreso personal y podríamos representarlo con el siguiente modelo:

Ingreso = f (acceso al poder, empresa estatal, oligopolio)
                            (+)                        (+)                   (+)

Es decir, el nivel de ingreso que recibe una persona en Latinoamérica está correlacionado directamente con su nivel de acceso al poder (mientras más alto es dicho nivel, más ingreso recibe); si trabaja en una empresa estatal u oligopólica tiene más altos ingresos.

Lo anterior tiene una consecuencia. Algunos estudiantes salen a marchar por “educación de calidad, gratuita y estatal” pero lo único que están procreando es un sistema más centralizado y que generará una educación de peor calidad, muy cara y con una sola visión del mundo. Sin embargo, si se lograra la meta de los estudiantes, dada la institucionalidad actual, no tenemos sociedades libres, abiertas y que generen oportunidades crecientes para personas más preparadas y educadas.

No basta con tener personas educadas; necesitamos sociedades libres y abiertas en las cuáles se premie la capacidad de las personas de mejorar el bienestar de todos por medio de bienes y servicios de valor. No permitamos que las élites política y económica se apropien de nuestros destinos y de nuestra riqueza vendiéndonos letanías e ilusiones empobrecedoras.

Panorama LIBERAL

Domingo 10 Julio 2016

sábado, 26 de marzo de 2016

Opinión EL FIN DEL GOBIERNO DE ALLENDE

El ideario de Allende es la evidencia concreta de la pobreza de ideas de una izquierda solo preocupada de enriquecerse mientras las grandes mayorías viven su pobreza solitaria...Un ideario de verguenza...
Cuando la socialista Bachelet fue rescatada de la ONU por la izquierda nacional -hambrienta de poder y con una gran ausencia de liderazgos internos- para que la representara en las anteriores elecciones presidenciales, llegó con el discurso y la convicción de reponer el ideario de Allende…¿Allende?. Su gobierno solo puede ser recordado por haber sido el peor gobierno de la historia de Chile puesto que destruyó las instituciones, promovió la lucha armada y fue la génesis de un gobierno militar autoritario que repuso el orden a sangre y fuego. No había otra manera en un país convulsionado y sin respeto por las instituciones y en donde se sobrepasaba el Estado de Derecho a cada momento.

¿Cómo no recordar como las hordas de izquierdistas violentaban los negocios para que abrieran sus puertas durante los paros por desabastecimiento?, ¿Cómo no recordar a un tipo como Altamirano llamando a las fuerzas armadas a plegarse a la “horda revolucionaria”?, ¿Cómo no recordar las marchas diarias de encapuchados vociferando por la revolución mientras amenazaban con linchacos y cadenas?, ¿Cómo no recordar los cientos de huelgas estudiantiles y colegios tomados?, ¿Cómo no recordar la estupidez de “los trabajos voluntarios” en todo Chile?, ¿Cómo no recordar la insensatez de la Escuela Nacional Unificada para adoctrinar a la niñez?...¿Cómo no recordar los nefastos días del peor gobierno de la historia?.

Por eso, resulta morboso escuchar a la señora socialista destacar la figura de Allende y “la necesidad de recordar su legado a la hora de pensar en las reformas que América Latina necesita para combatir la desigualdad…”.

El único legado de Allende fue el gobierno militar que una mayoría ciudadana pedía a gritos para ordenar la casa en caos y reencauzar el país en el orden y el progreso. El gran aporte del gobierno militar fue sentar las bases de un modelo económico que permitió a un pequeño llamado Chile asumir el liderazgo en una región sometida por la pobreza de los gobiernos de izquierda…La señora no entiende que para combatir la desigualdad se requieren sociedades libres y abiertas y Allende nos prometía una sociedad cerrada e igualitaria. Claro está, los socialistas no quieren destruir la desigualdad, quieren imponer la igualdad…Es una gran diferencia.

Continuaba Bachelet diciendo que lo considera “un chileno de estatura histórica…médico, ministro de Salud, parlamentario y Presidente de Chile…Fue líder de un pueblo que buscó ser arquitecto de su propia historia. Un chileno que es sinónimo de justicia social buscada con tenacidad democrática inalterable. Me emociona saber que el legado de Allende sigue vigente, tanto en mi país como en países hermanos…Su figura está vigente en esta plaza y en el homenaje permanente del Movimiento por la Salud; en las reformas sociales que nuestros países llevan adelante para consagrar y garantizar el derecho a la salud, reformas imprescindibles para alcanzar sociedades inclusivas y justas…Porque si hay algo que sigue siendo una tarea que nos interpela, es hacer frente a la profunda desigualdad que aún persiste en América Latina, empeño que debemos abordar como lo hubiera querido Allende: construyendo mayorías sociales, profundizando la democracia…Hoy, la Plaza Salvador Allende de San Salvador se reinstala entre las decenas de espacio públicos que, en todo el mundo, llevan el nombre de un chileno que ya no sólo pertenece a su país, porque el mundo lo ha hecho suyo: desde Montevideo hasta Madrid, desde Río hasta Estambul…Esta Plaza nos recuerda, en palabras de Benedetti, que no lograron matar al hombre de la paz”.

Estas son las convicciones y los ideales que mueven a Bachelet y a este gobierno. Miran a Allende con una bovina devoción olvidando que dichos ideales, fracasados por la historia, cayeron tras la caída del Muro de Berlín. Y miran con devoción los años pasados en esas crueles dictaduras comunistas olvidando los principios vitales de la humanidad.

Y conviene recordar. El gobierno de la Unidad Popular fue elegido por una minoría y se presentó con un Programa básico más “Las 40 primeras medidas del Gobierno Popular” con el objetivo de implementar la vía chilena al socialismo, una especie de revolución con sabor a vino tinto y empanadas. Esta revolución tenía dos posibles caminos. Uno, dicen, era el de Allende y algunos de sus asesores que deseaban implementar un tránsito democrático y no violento al socialismo; otros, pensaban en la violencia política, la conversión de las Fuerzas Armadas en las Fuerzas Armadas Populares y el aniquilamiento de todos los opositores. El objetivo de ambos proyectos no era otro que implementar un Estado socialista eliminando todo rastro del Estado burgués; miraban a Cuba y su dictadura como el objetivo a alcanzar…Sin embargo, Allende y sus secuaces olvidaron algo importante: la UP era una fuerza política minoritaria.

El gobierno de la UP nacionalizó y estatizó empresas promoviendo la cogestión o participación de los trabajadores; aceleró la reforma agraria; nacionalizó la banca y el cobre; intentó imponer la Escuela Nacional Unificada para ideologizar a las futuras generaciones…E intentaron pasar el proyecto que creaba tres áreas de propiedad (social, mixta y privada) pero el congreso se opuso tenazmente. Esta intervención de la sociedad y economía produjo los resultados esperados en términos de desabastecimiento de productos y una creciente inflación. El desorden era permanente y los extremistas políticos de la UP (Altamirano, entre ellos) incendiaban al país con discursos violentos y provocadores mientras intentaban controlar las fuerzas armadas (por ejemplo, la Armada); las marchas y contramarchas interrumpían la vida en las ciudades; las tomas y huelgas impedían que los colegios y las empresas cumplieran sus tareas regulares; las colas para comprar productos básicos formaban parte de las ciudades…La violencia ya estaba instalada en el ambiente y Allende no fue capaz de comprender que el socialismo solo podía construirse por la fuerza que es lo que pedían los Altamirano y los Enríquez…A la burguesía había que destruirla y aniquilarla…Esto es lo que pretendían algunos de los socialistas de esos años…

Cuando Bachelet dice que “desea terminar la obra de Allende” da escalofríos porque dicha obra consistía en transformarnos en una dictadura como la cubana o en la Venezuela de hoy. Y Bachelet pretende lo mismo, ¿Cómo es posible que un político amante de su país pretenda destruirlo como lo hizo Chávez con Venezuela y los Castro con Cuba?. Por eso, da escalofríos pensar que la señora Bachelet quiere terminar el proyecto allendista. Es cierto que todos queremos progresar, pero no podemos hacerlo si el Estado asume un rol tan central que minimice la iniciativa privada. Cuando todo pasa por las manos del Estado, significa que todo pasa por las manos de funcionarios y burócratas altamente ideologizados que toman decisiones de corto plazo, sin información adecuada y en base a principios partidarios. Y mientras hacen lo anterior se llenan los bolsillos y se enriquecen con los recursos de todos…

Al mismo tiempo, Allende no puede ser una figura que represente las mejores virtudes de la democracia porque hizo todo lo posible por pasar por encima de las instituciones y del Estado de Derecho; lideró un régimen odioso que usó la violencia verbal y física contra aquellos que pensaban distinto…No es cierto que el discurso de la izquierda allendista haya sido democrático porque pretendió usar la democracia para instaurar la revolución socialista. Mire América Latina y observe como los socialistas iluminados pretenden reelegirse indefinidamente porque se consideran los únicos iluminados capaces de usar el poder. La alternancia en el poder es una condición indispensable para una democracia.

Una vez, Bachelet dijo que “Y quiero decirlo con claridad: no estamos dispuestos a permitir que esa cultura de respeto, de derechos y de paz que hoy reivindicamos, que nos pertenece a todos y todas, sea atropellada, abusada o menospreciada por nadie…”. Sin embargo, en la Araucanía se violan los DDHH de chilenos abusados por una minoría terrorista que no recibe una respuesta adecuada por parte del Estado.

Luego del abrupto final del gobierno de Allende, la izquierda quedó con su proyecto truncado, y en su segundo período la señora socialista creía que –impulsada por su popularidad- podía liderar las reformas empobrecedoras de Allende y así lo ha hecho, para el pesar de una gran mayoría. Sin embargo, nada es gratis y las pésimas reformas, diseñadas de una manera improvisada –como solo ellos saben hacer- han enturbiado el ambiente. Además, su hijo ha aprovechado su apellido para obtener enormes beneficios económicos y la señora solo ha vertido unas pocas lágrimas en la televisión sin hacer nada más…

¡Cuán defraudados están muchos que votaron por ella!...¿Y que hace para mejorar su popularidad?. En los eventos públicos se dedica a baila La Piragua; incluso, el 27 de Febrero que se conmemoraba una aniversario del terremoto…¡también se puso a bailar!.

En resumen, la pretensión de esta señora socialista –de raíces comunistas- es ponerle fin al gobierno de Allende implementando las más nefastas reformas políticas y económicas que nos transformen en un país más barrio, mimetizándonos en la pobreza. Al parecer, nuestra pequeña bolsa de riqueza avergonzaba a los socialistas Da pánico pensar que el éxito de Allende y Bachelet implica vivir como en Cuba o en la Venezuela de hoy.

Esperemos que luego de este segundo gobierno de Bachelet, la izquierda cierre su ideario y permita que el “supuesto legado” de Allende descanse en paz en el museo de los fósiles ideológicos de los cuáles nunca debiera haber salido. Son un triste pasado que jamás olvidaremos…Y, además, esperemos que esta señora no vuelva nunca más.

¿O usted está en desacuerdo?

Panorama LIBERAL
Sábado 26 Marzo 2016

Política – ¿POR QUÉ DEBEMOS IMPLEMENTAR LA DEMOCRACIA 2.0, UNA DEMOCRACIA SIN REELECCIONES?

El gran mal de la democracia actual es la profesionalización de la clase política que la lleva a permanecer por largo tiempo nutriéndose de las ubres fiscales mientras las grandes mayorías siguen viviendo el sueño del progreso...
En un reciente artículo escrito en este blog (http://panoramaliberal.blogspot.cl/2016/03/politica-el-ateniense-focion-y-los.html), se planteaba la tesis que la clase política actual mantiene una simbiosis cuasi-perfecta con la masa electoral, a la que se denominaba, simplona. Los políticos hace mucho tiempo han descubierto que las masas son manipulables si se conocen los recovecos por los cuáles actúan. Por eso, desde Roma se ha acuñado la expresión “pan y circo” para ejemplificar como la masa se entrega gustosa a los caprichos de aquel que es capaz de proveerlos del suficiente pan y circo para sus mínimas necesidades; la masa no quiere esforzarse –esa es responsabilidad de unos pocos individuos- sino que desea gozar la vida con el mínimo esfuerzo. Por lo tanto, los políticos han encontrado en la ideología populista la clave para mantenerse en el poder y obtener beneficios personales de la riqueza de todos. Así han surgido los megalómanos y los demagogos que mienten descaradamente para los simplones que escuchan embelesados.

Al final, la actual democracia se ha transformado en un campo de cultivo de las peores prácticas que una persona puede ejecutar con el dinero de otros y cuya característica principal es el surgimiento de una clase política profesional que vive por y para la política. Se ha construido la errónea percepción que los políticos nos cambiarán la vida y por eso, los electores los votan una y otra vez, con la promesa permanente “que llegarán tiempos mejores”. Pero, el tiempo pasa y la situación permanece igual y siguen con el mismo discurso de “que llegarán tiempos mejores”.

Esta gente jamás cambiará nuestras vidas, excepto para hacerla más terrible y desdichada, porque ellos siempre privilegiarán reformas que vayan en su propio beneficio, sus más cercanos y los de su sector político. Por eso, transforman el Estado en una agencia de empleos públicos para crear cuadros en su interior que permitan defender sus medidas populistas. Para lo anterior no titubean en crear ministerios del deporte, de la mujer, de la ciencia, de los DDHH, de las mascotas, de la tercera edad, de la verdad, de los extraterrestres…Así se aumenta el tamaño del Estado, se consume una riqueza en funcionarios y burócratas y no en sus fines reales…Por ejemplo, ¿Qué es preferible…gastar $1.000 millones en pagos de salarios de funcionarios del ministerio del deporte o gastar esos $1.000 millones en eventos deportivos que estimulen la práctica deportiva?. La respuesta es clara: estos ministerios son grasa fiscal que consumen recursos escasos que podrían tener mejores usos.

La Democracia 2.0 necesita que la política vuelva a ser ejercida por los ciudadanos de a pie. ¡Basta ya de una clase política profesional, parasitaria y corrupta!. Cualquier ciudadano del país tiene el deber de ejercer la política real asumiendo un cargo de elección popular por una vez en su vida y, una vez terminado su servicio, volver a su trabajo inicial por, al menos, la misma cantidad de años que ejerció el cargo anterior. Una persona que sabe que debe retornar a sus labores habituales, después de ejercer un cargo público, será más responsable con las decisiones que tome mientras ejerza el cargo y que puedan perjudicarle después. Con lo anterior, no queremos decir que no tendremos problemas pero al menos eliminaremos una de las causas de la inmoral corrupción que corroe la política desde sus cimientos. Además, tendremos gente que hacen sus aportes para el progreso de todos y no como hoy que personas que aún no tienen experiencia laboral tenga la desfachatez de legislar sobre el mercado laboral.

En la actualidad, los políticos que tienen cerca de 30 años en un cargo público han creado toda una red de contactos y relaciones, que son la génesis de la corrupción. Conociendo la naturaleza humana, una persona que está solo por un período no tiene la posibilidad de crear dicha red, lo que minimiza la corrupción galopante. Si, además de lo anterior, propiciamos la misma práctica al interior de los partidos políticos (una persona puede ejercer un cargo partidario por una sola vez en la vida) provocaremos el surgimiento de caras nuevas que rejuvenecerán los partidos y aumentarán la competencia interna.

El actual intento de transparentar la actividad política no atiende las causas de fondo del problema y el financiamiento público de la acción política es un innecesario gasto en recursos que no tendrá la necesaria rentabilidad esperada. El financiamiento público podría entenderse si la democracia se nutre de más y más competencia en sus bases. La dinamización de los partidos provocaría crecientes oportunidades para que las personas talentosas puedan acceder al ejercicio de cargos públicos como un premio a sus capacidades y talentos…La situación actual con financiamiento público profundizará las malas prácticas y la corrupción se entronizará en la política.

Una obtusa creencia, por este lado del mundo, es la relacionada a los defectos propios de la naturaleza humana que induce a algunos a pensar que las podemos superar con leyes. Por ejemplo, como las familias no educan a sus hijos, le pedimos al Estado que se haga responsable de la educación de nuestros hijos; como las personas se exponen a riesgos para su salud, le pedimos al Estado que se haga responsable de su salud; como las personas no perciben ingresos que les satisfagan, le pedimos al Estado que se haga responsable de que no todos ganemos lo mismo…Por eso, algunos dicen que las malas prácticas desaparecerán cuando todo se financie con dinero público, pero eso es una ilusión dado que la batalla por acceder a la cartilla electoral será feroz y brutal en todos los sentidos. El financiamiento público hará llegar a la política a un perfil de personajes indeseables, dispuestos a todo por acceder a los jugosos cargos, y la democracia quedará a merced a estos sujetos…El arma preferida de la actual clase política, el populismo, se acrecentará con el fin de captar la mayor cuota de simplones del electorado. De eso se trata todo: establecer el porcentaje de simplones que votarán por ese personaje.

La democracia actual está indefensa si se sigue dejando operar a la actual clase política, ya convertida en una nueva oligarquía que usa el poder en su propio beneficio e intentando ocultarse al escrutinio público. Este reducido grupo de personas intenta ejercer influencia sobre el gobierno para defender sus propios y personales intereses. ¿Cómo es posible que hayamos llegado a la situación que nos gobiernen unos pocos por tanto tiempo?.

Ya en su tiempo, Aristóteles (384-322 a. C.), consideró a la oligarquía como una forma impura de gobierno resultante de la degeneración de la aristocracia, por la suplantación del interés individual de los gobernantes al interés general. Dijo, en su Política, que oligarquía es el modo que tienen de gobernar los nobles y los ricos en provecho de ellos. Mucho después, el sociólogo alemán Robert Michels (1876-1936) formuló la “ley de hierro de la oligarquía”, según la cual toda organización política tiende a caer en manos de un pequeño grupo de personas, independientemente de su orientación ideológica. Según él, a pesar de las proclamas democráticas e incluso revolucionarias, el poder es ejercido a la postre por una oligarquía. “Quien dice organización social dice oligarquía”, expresó Michels o “quien dice el gobierno del pueblo, dice gobierno de una elite”.

No pretendemos buscar la solución universal a temas tan inherentes a la naturaleza humana, volátil y débil como una feble pluma al viento, pero necesitamos implementar una Democracia 2.0 para que todos puedan hacer su aporte obligatorio a la sociedad. Es insuficiente hacer el servicio militar, ser vocal de mesa o ayudar en las catástrofes, ahora se requiere ejercer cargos de elección popular por una sola vez en la vida, para erradicar la corrupción y transformar el país. La sana competencia en política debe impedir que los zánganos sigan pululando por los pasillos del poder bebiendo el néctar fiscal. Al mismo tiempo, los partidos políticos se verán obligados, en forma interna, a una fuerte competencia para aumentar su militancia abriendo la posibilidad a la gente de talento y capacidades probadas.

El mundo tiene muchos desafíos y todos debemos prestarles la suficiente atención. Son los ciudadanos de a pie los que cambian los países con su esfuerzo y su trabajo duro…Nadie más puede atribuirse ese honor…

¿O usted está en desacuerdo?

Panorama LIBERAL
Jueves 25 Marzo 2016