Translate

Noticias al Cierre

Loading...

sábado, 8 de agosto de 2015

El Bufón Liberal ¿CÓMO SE RELACIONA LA ORQUESTA DEL TITANIC Y LA NUEVA MINORÍA IZQUIERDISTA?.

La socialista Bachelet se cree llamada a reponer el ideario del peor gobierno de la historia, el de Allende, y por eso la Nueva Minoría es como la orquesta del Titanic: siguen tocando la misma música mientras el país se hunde en el desastre económico, político y social...
Hace ya varios años se hundió en el Atlántico un enorme buque de pasajeros. En los instantes finales, cuentan algunos testigos, la orquesta del barco, que entretenía a la primera clase, tomó la decisión de tocar su música para acompañar a los pasajeros en ese momento. En otras palabras, la orquesta parecía continuar actuando normalmente pese a los duros momentos que les tocaba vivir. Hoy, en Chile, la coalición gobernante de izquierda se parece a la orquesta del Titanic: el país se hunde y ellos siguen tocando la misma música pese a todas las señales del desastre. La única diferencia es que los miembros de la orquesta fueron víctimas inocentes de una tragedia impensada, mientras que la Nueva Minoría son los causantes directos del desastre que se está germinando…

Lo anterior porque una vez terminado el Cónclave de la Nueva Mayoría, coalición gobernante de izquierda, todos esperaban los resultados de dicha catarsis grupal en la cual se deben haber dicho de todo. Algunos, los menos, tenían esperanzas en que la izquierda gobernante daría un giro de timón radical para revertir el desatado pesimismo que se ha instalado e los agentes económicos que ha llevado a una detención de crecimiento económico y un empeoramiento de la situación en el futuro cercano. Pero, los más, sabían de antemano que todo seguiría igual porque el fanatismo no se puede combatir con racionalidad.

Mientras el actual gobierno tiene una tasa de reprobación del 70%, la izquierda gobernante hace mejoras cosméticas a sus reformas para tranquilizar a la opinión pública. Son la orquesta del Titanic tocando la misma música mientras el desastre se avecina…Al mismo tiempo, ¿qué se puede pensar de una empresa si el dueño despide, al mismo tiempo, al gerente general y al de Finanzas?. Probablemente, diremos que es una empresa con serios problemas que requieren cambios radicales. Por lo tanto, ¿qué podemos decir si un gobierno despide al ministro del interior (gerente general) y al ministro de hacienda (gerente de finanzas)?. Diremos, entonces, que estamos en presencia de un gobierno desastroso que ha convertido a un país diferente y cumplidor en uno más de América Latina. Este gobierno ha logrado lo imposible al igualarnos a los rendimientos económicos de países como Argentina, Perú, Venezuela, Ecuador, Bolivia…El complejo de inferioridad izquierdista los ha llevado a denigrar nuestro propio desarrollo y crecimiento para igualarnos con países que no tienen futuro. Es una vergüenza echar al tacho de la basura el esfuerzo de tantos años por la porfía ideológica de una minoría que solo nos empobrecerá aún más.

Como prueba de ello, basta con recordar las palabras que la izquierdista Bachelet pronunció en Sudáfrica cuando le consultaron sobre el supuesto legado de Allende: "creo que tenemos los mismos desafíos, yo diría, en el sentido de cómo nosotros somos capaces de construir un país sin injusticias, sin desigualdades y creo que la experiencia de creer que esto es posible a través de una vía pacífica es probablemente uno de los legados más importantes del Presidente Allende…Creer que es posible a través de medios pacíficos, a través del diálogo y a través de la construcción de una ciudadanía y de un pueblo empoderado. Podría hablar por horas, pero permítame resumirlo en esto: los mismos desafíos y también el particular acercamiento de poner a la gente en el centro de las políticas, sus necesidades y sus sueños".

Es decir, Bachelet desea continuar implementando el nefasto ideario del peor gobierno de la historia que llevó al país a uno de sus quiebres institucionales que dejaron marcadas a fuego a muchas generaciones. Estos socialistas no han aprendido con las lecciones de la historia, y por eso desean continuar implementando letanías que van en contra de la naturaleza humana. Al final, todos los socialistas siempre son víctimas de sus propias contradicciones: creen a pie juntillas en una teoría utópica pese a que la realidad los golpea cruelmente; sueñan con un paraíso teórico, y un Estado interventor en que impera la esclavitud; se convierten en una clase gobernante privilegiada que se devora a sí misma, mientras el pueblo vive sumido en la pobreza moral y material.

Algunos no pueden creer que los socialistas aun continúen tocando la misma música mientras el país se hunde en la incertidumbre respecto del futuro económico y político. A los socialistas no les importa porque se creen empoderados por la ciudadanía que los eligió para implementar dichas reformas; no reconocen que la ciudadanía no vota por programas que no son leídos, vota por personas; no reconocen que son incompetentes para generar reformas inteligentes que estimulen la naturaleza humana; no reconocen que una minoría votó por ellos…

A este tranco, la Nueva Minoría se ha convertido, efectivamente, en la orquesta de un buque llamado Chile que se hunde económica, política y socialmente y se despide del futuro que su gente esperaba con ansias. Con estos socialistas deberán seguir esperando. Una pena.

Panorama LIBERAL
Sábado 8 Agosto 2015

lunes, 3 de agosto de 2015

Política EL CÓNCLAVE DE LOS CANTINFLAS DE LA NUEVA MAYORÍA.

En el Cónclave de la izquierda, los políticos tipo Cantinflas estarán a sus anachas...¿o no? 
La izquierda gobernante, autodenominada Nueva Mayoría (¿o nueva minoría?), y sus iluminados integrantes, han tomado la decisión de reunirse en un Cónclave para conversar entre ellos y reunidos en distintas mesas temáticas, replantear el futuro de sus programas de gobierno. Esperamos una catarsis para que la izquierda dirima sus prioridades, pero ¿alguien cree que todo cambiará debido a esta reunión?, ¿pretenden hacernos saber que ellos tienen la solución en sus manos o sus cabezas?. En realidad, mirando desde afuera pareciera que solo les importa que el poder se está escapando de sus manos y no pueden permitirlo…¿De verdad les importa el país?. Es de imaginar que, a la cabeza de dicho Cónclave, estará la señora Bachelet, quién hará uso de sus acostumbradas frases para no decir nada. Los políticos han abusado de las técnicas del formidable cómico Cantinflas quién, cuando hablaba, nunca decía nada concreto y usaba expresiones folclóricas sin ningún sentido. Los políticos actuales se caracterizan por usar las técnicas de Cantinflas que, por lo menos hacía reír, mientras que todos los otros nos hacen llorar.

LAS DUDAS CANTINFLESCAS DE LA IZQUIERDA…

En este Cónclave, los socialistas esperan hallar la piedra filosofal que les permita una juventud política eterna asociada al poder. Ha transcurrido más un año y desean encontrar explicaciones a los problemas que ellos mismos han generado, provocando una caída grosera de popularidad de Bachelet debido a la creciente incertidumbre y desconcierto que las reformas han provocado en la ciudadanía. Sin embargo, existen marcadas dudas.

En primer lugar, muchos de los integrantes del actual gobierno no son capaces ni competentes para los temas que deben gestionar. Las sociedades modernas enfrentan múltiples desafíos en un entorno de creciente complejidad, para lo que se requiere un grupo de personas capaces, técnica y profesionalmente, para sacar el mayor provecho posible de la riqueza extraída a los ciudadanos por medio de los impuestos. Es decir, muchos miembros y funcionarios del actual gobierno no están preparados para penetrar en el espíritu de la modernidad porque están dotados de demasiado fanatismo por ideas fracasadas o una manifiesta ignorancia en los temas que deben gestionar. Y cuando un ignorante desea implementar ideas fracasadas lo más probable es que todo fracase.

En segundo lugar, si el actual clima ha sido provocado por las mismas personas en base a reformas improvisadas, mal diseñadas y peor implementadas, ¿por qué razón serían ellos las personas adecuadas para variar el rumbo?. Jamás reconocerán los miembros del actual gobierno que la incertidumbre económica comenzó apenas se supo que la señora Bachelet era la precandidata de la izquierda. Cuando aceptó la candidatura el panorama del país parecía dantesco cuando planteaba que “¿y de qué hablamos cuando decimos desigualdad?...Hablamos de las brechas salariales, por cierto, pero también del abuso de empresas que estafan a sus clientes…Hablamos de la letra chica que afecta a millones de consumidores endeudados…De los cambios unilaterales de planes de salud…De las regiones, postergadas por el centralismo…Hablamos de la persistente diferencia de remuneraciones entre hombres y mujeres que hacen el mismo trabajo…De la impotencia de los trabajadores que no pueden negociar colectivamente, en igualdad de condiciones, con sus empresas…De los derechos sexuales y reproductivos de los hombres y mujeres de nuestra patria…La desigualdad se expresa también con toda su fuerza en la brecha educacional, que resta oportunidades a los estudiantes de la educación municipal…Se expresa también en el día a día de una clase media cada vez más afectada por altos pagos en educación, vivienda y salud, pero que no califica para programas de apoyo social…A todas esas personas que día a día enfrentan estas desigualdades, les digo: es tiempo. Es urgente, es importante debemos vencer la desigualdad en nuestro país…Debemos combatir la desigualdad con decisión. Esa debe ser, a todo nivel, nuestra prioridad…”

Es decir, el diagnóstico que hacía la izquierda era demasiado negativo para un país que se distinguía del resto de los países del vecindario pese a que la misma Bachelet indicaba, en el mismo discurso, que “sabemos, a ciencia cierta, que desde el retorno de la democracia, Chile ha tenido progreso y crecimiento. No lo digo sólo yo, sino también líderes de todo el mundo…Hemos sido capaces de construir una democracia estable –con insuficiencias que reclaman nuestra atención, pero estable – con mejoras sociales y con crecimiento económico. Por eso puedo decir que si hacemos las cosas bien, soy optimista con el futuro de Chile…Por eso podemos aspirar a una mejor vida para nosotros y para nuestros hijos e hijas, nietos y nietas…”

En resumidas cuentas, el diagnóstico socialista era que el país estaba muy bien pero que tenía demasiados problemas que requerían el diseño e implementación de reformas estructurales que modificaran radicalmente, en el corto plazo, la forma en que hacíamos las cosas. Así, como se necesitaban recursos financieros, se comenzó con una reforma tributaria, muy mal diseñada e implementada torpemente, que generó caída de las inversiones; se continuó con un proyecto de reforma educacional que solo intenta eliminar a los oferentes privados sin centrarse en la calidad educativa; luego, están imponiendo un pésimo proyecto de reforma laboral que promete paralizar la economía por medio de huelgas y paros sin reemplazo; y terminan las ofertas con la promesa de una nueva Constitución que nadie sabe cómo se concretará. En otras palabras, en un breve lapso, han llenado de incertidumbres a los agentes económicos del país, entiéndase familias, empresarios y trabajadores.

La gran pregunta es: ¿qué se puede esperar de un conjunto de personas comunes y corrientes, profundamente creyentes en una cierta manera de ver el mundo que consideran una especie de verdad iluminada para conducir al país?. Y la respuesta es única: no se puede esperar nada.

En tercer lugar, aparte de los puntos anteriores (demasiada incompetencia e ignorancia en un espacio limitado y excesivo fanatismo por ideas fracasadas) el mundo es demasiado complejo como para que una minoría de personas comunes y corrientes pretendan transformar nuestras vidas en una breve reunión de cinco horas sin disponer de ningún de información adicional que enriquezca la discusión.

Con todo, resulta increíble que algunos crean que se puedan realizar tantas reformas estructurales, con efectos de largo plazo, sin la necesaria búsqueda de consensos y apoyos transversales. La coalición gobernante está compuesta de izquierdistas extremos y más centrados. Los más extremos, de carácter totalitario, desean imponer su clásico “avanzar sin transar y a todo costo” porque ellos buscan imponer un ideario propio basado en centralizar el control del poder; no desean compartir el poder, desean usar el poder sin restricciones para imponer una cierta Sociedad Perfecta propia de mentes alucinadas. En cambio, los izquierdistas más centrados desean recuperar la estabilidad política y económica por medio de la búsqueda del consenso.

¿Cómo acabará todo en este Cónclave?. Ya resulta claro para las mayorías que las citadas reformas estructurales requieren mejor elaboración y discusión; no basta con un supuesto mandato de una supuesta mayoría. Todos desean buenas reformas que atiendan las causas precisas que aumenten el bienestar de todos, pero nadie quiere reformas indeseables que deben implementarse con fórceps. En este Cónclave no veremos ningún resultado sobresaliente porque la mayoría de las personas que participarán son comunes y corrientes, sin habilidades ni capacidades para prever el futuro…Y si las hubieran están sumergidas en un pozo ideológico del cual no les resultará fácil salir a tomar aire.

Los políticos, tipo Cantinflas, generan un enorme daño a largo plazo en países pobres como el nuestro, ¿podremos soportarlo?.

Panorama LIBERAL
Lunes 3 Agosto 2015

domingo, 26 de julio de 2015

Economía EL SÍNDROME EXTRACULPOSO GRIEGO Y DEL PROFESOR STIGLITZ.

¿Llegaremos a la situación griega si seguimos con estas políticas populistas creadoras de miseria?
El socialismo de la actualidad está usando el denominado síndrome extraculposo (concepto creado por el profesor Sergio Espinoza) como una poderosa herramienta de captura de voluntades…¿Cómo es eso?. El síndrome extraculposo consiste en buscar responsables de los malos resultados que obtenemos fuera de nuestro propio ámbito de acción: “la culpa de lo que me pasa está afuera”. Por ejemplo, el síndrome extraculposo se aplica cuando la gente reclama porque las plazas y parques están sucias, culpan a la Municipalidad por ello, ocultando el hecho de que son ellos mismos los que la mantienen en ese estado por sus malos hábitos y costumbres.

Por cierto, es más cómodo y ventajoso buscar otros culpables que responsabilizarse a sí mismo. Es en este sentido que podemos afirmar que la visión del socialismo del presente siglo consiste en estatizar las responsabilidades privadas por medio de políticas públicas que intentan suplantar las responsabilidades individuales mientras reducen las libertades individuales con todo lo que eso implica. En otras palabras, los socialistas nos imponen el síndrome extraculposo en todos los niveles posibles de la discusión humana, a nivel individual y a nivel grupal. Este síndrome es una característica humana que consiste, en lo esencial, en culpar a otros de las situaciones que me acontecen. Por ejemplo, asumo una deuda que no soy capaz de cumplir, y el culpable resulta ser el acreedor.

El profesor Joseph Stiglitz sufre, desde hace tiempo, de este síndrome extraculposo en las evaluaciones que realiza. Respecto de la reciente crisis griega, ha planteado que “el euro fue solo parcialmente exitoso por ocho años. Las naciones europeas acreedoras son las culpables de la crisis griega y las condiciones que imponen al gobierno de Atenas son indignantes"…¿Pueden creerlo?. Este economista es, desde hace tiempo, una de las voces mundiales más críticas frente a la ortodoxia financiera de los organismos internacionales y sus análisis se basan en los efectos, olvidando las causas que los provocan. Es un economista y populista porque privilegia la simpatía por los pueblos sin tomar en cuenta la conducta recurrente de políticos y gobiernos irresponsables, ignorantes y populistas que endeudan países, elegidos por el mismo pueblo que sufre sus políticas.

Así, estamos en un dilema porque ¿cómo los pueblos van a mejorar su bienestar si siempre eligen políticos populistas que los van a hundir eternamente con sus malas políticas?, ¿en dónde está la respuesta correcta?. Si Stiglitz plantea que la austeridad no es la respuesta, entonces la alternativa que sugiere es insuflar recursos a raudales en las economías de países mal gestionados sin tener claro si tocaremos fondo alguna vez. ¿Cómo evitar que los políticos populistas  ignorantes vayan más y más allá de las posibilidades reales de los países que tienen a cargo?.

Los países deben volver a la realidad con prontitud, viviendo en la medida de sus posibilidades, y para eso se requieren políticos sensatos y realistas. Sin embargo, Stiglitz piensa, respecto del default argentino, que "me parece que hay una importante lección a partir del éxito de Argentina…Después del default, Argentina empezó a crecer a una tasa del 8% anual, la segunda más alta en el mundo después de China…Estuve en Argentina y vi el éxito que tuvo, y lo que hizo para los estándares de vida…La experiencia argentina prueba que hay vida después de una restructuración de deuda, y después de dejar un sistema cambiario". ¿Quién puede dudar que hay vida después de una moratoria de deuda?. Pero, la cuestión de fondo es que el sufrimiento de un pueblo como el argentino no puede tener precio pero si tiene causas precisas que deben ser atendidas por los organismos internacionales. Y dicho sufrimiento ha permitido el acceso a nuevos populistas, autoritarios y corruptos que se mantienen en el poder po muchos años más.

¿QUIÉN PROVOCA ESTAS CRISIS DE DEUDA Y CONDENA A LA POBREZA A SUS PAÍSES?.

Es decir, Stiglitz se centra en los efectos sobre los individuos comunes y corrientes que sufren los impactos de las crisis, pero olvida varios aspectos. En primer lugar, el comportamiento irresponsable de políticos y gobiernos populistas que se endeudan con la certeza que no pagarán en el futuro porque saben que un Estado no puede quebrar. De esta manera, para mantenerse en el poder asumen absurdos riesgos financieros con el fin de crear condiciones económicas artificiales y sin correlato con la realidad, ¿qué les importa si ellos van a estar fuera del gobierno y otros deberán asumir la responsabilidad de solucionar el problema?. En otras palabras, toman crueles decisiones de corto plazo para provocar problemas más graves en el largo plazo. ¿Y quién es el responsable?.

La cuestión es: ¿quién vota por estos populistas irresponsables, descontrolados y sin contrapesos adecuados?. ¡El pueblo…el mismo pueblo que los termina sufriendo!... Al final, la gente vota por estos políticos populistas e irresponsables porque espera seguir (¿o lo han convencido de ello?) disfrutando de un nivel de vida que no les corresponde para su nivel de riqueza. Los pueblos tienen los gobiernos y los políticos que se merecen.

En segundo lugar, los políticos populistas son voluntaristas y muy ignorantes económicamente; tienen la pretensión que serán capaces de construir mundos mejores por medio del diseño e implementación de políticas públicas de buenas intenciones, teniendo como insumo una profunda ignorancia respecto de cómo funciona el mundo desde el punto de vista económico. Dichas actitudes ya no resisten análisis alguno, pero los pueblos los siguen eligiendo porque son incapaces de reconocer la profunda megalomanía y demagogia de sus discursos. Las crisis económicas son el resultado de pésimas políticas públicas de corte socialista y populista; pretenden mejorar el bienestar de los países sin atender los principios económicos vitales del intercambio.

¿De dónde ha surgido la creencia de que los liderazgos políticos pueden construir mundos mejores?. En el substrato colectivo del pueblo yace la esperanza que vendrán aquellos que los sacarán del pozo de la pobreza del cuál no pueden salir por sí mismos, y así, tras cada elección entregan sus esperanzas a los demagogos y megalómanos, supuestos poseedores del don del rey Midas. Pero, estos políticos son tipos comunes y corrientes que tienen como única característica una gran ambición de poder…Y para conseguir el poder no trepidan en mentir y engañar a los ilusos que creen en ellos. Cuando llegan al poder tienen como única política pública el asistencialismo extremo para mantenerse en el poder porque no saben apretar las tuercas claves de la maquinaria económica. Así comienza a rodar la máquina de hacer pobres…las denominadas economías del bienestar.

¿PORQUE JOSEPH STIGLITZ SUFRE DEL SÍNDROME EXTRACULPOSO?.

Volvemos a preguntar: ¿cómo los pueblos van a mejorar su bienestar si siempre eligen políticos populistas que los van a hundir eternamente con sus malas políticas?. En realidad, Stiglitz plantea que no estamos frente a un problema financiero sino que frente a un problema político. Es decir, critica la prescripción de remedios financieros para problemas políticos. Entonces, ¿quién se hace cargo de los problemas políticos?.

Si Stiglitz estima que el remedio financiero del ajuste y la austeridad no es la receta correcta, entonces la única alternativa válida es entregar más recursos a las economías en crisis con el fin de reactivarla y no empobrecerla. Pero, de esa manera no se atiende a las causas de la crisis porque si los países han sido mal gestionados en el pasado, ¿quién asegura que no vendrán otros políticos populistas ignorantes que vayan más y más allá de las posibilidades reales de los países que tienen a cargo y los hundan más?, ¿cómo equilibrar la necesaria independencia con la ayuda que se pueda recibir?. Al final, ¿no serán todos más pobres: los que prestan y los que reciben prestado?.

Si una familia está muy endeudada puede sobrevivir si tiene flujo de caja o ingresos regulares, pero si eso no es así, necesariamente, deberán vender activos, reducir el consumo de bienes y servicios o recibir la ayuda de un pariente millonario. Sin embargo, aún si recibe la ayuda del pariente, una familia responsable debe enviar a todos sus integrantes a trabajar en lo que sea y reducir aquellos gastos que no corresponden. Por lo tanto, ¿por qué un país debe actuar de manera distinta?. Es imprescindible, para aprender, que los países con políticos irresponsables –y pueblos irresponsables- que los llevan a crisis deban hacer un ajuste intenso y doloroso, reduciendo gastos y mejorando sus ingresos…No hay una ruta corta ni fácil para salir del pozo económico…

Stiglitz ha manifestado que "es concebible que el resto de Europa y Alemania despierten y se den cuenta de que sus exigencias a Grecia son absolutamente indignantes…La exigencia (por parte de los acreedores) de que (Grecia) llegue a un superávit fiscal de 3.5% antes de 2018 es una garantía de que el país seguirá experimentando una depresión…Para mí es obvio que la austeridad ha fracasado. El pueblo griego fue el primero en decir: 'Nos negamos a renunciar a nuestra democracia y aceptar esta tortura de Alemania'. Pero con suerte, otros países, como España y Portugal, dirán lo mismo".

En primer lugar, ¿son indignantes las exigencias a Grecia para que llegue a un superávit fiscal de 3.5% antes de 2018?. En la actualidad, el país tiene niveles de gasto muy por encima de sus ingresos, por lo tanto es justo que el país alcance un equilibrio saludable. ¿Será doloroso?. Claro que si, pero ya no se puede seguir viviendo sin pagar por ello.

En segundo lugar, Stiglitz plantea que la democracia interna de los países resulta ser una institución sagrada e inviolable y nadie puede pretender pasar por encima de ella aunque el resultado de ello sean una serie de políticas públicas empobrecedoras y erróneas, lideradas por políticos populistas. Por lo tanto, si las democracias internas son sagradas, Europa es la culpable de las tragedias griegas…¿No les parece que suena como el síndrome extraculposo?, ¿culpar a otros de las desgracias propias?. En realidad, el único culpable de lo que pasa en Grecia es el pueblo mismo que eligió políticos irresponsables, aceptó sus políticas con indiferencia o alegría, y no fue capaz de fiscalizar oportunamente.

El profesor Stiglitz debe comprender que Grecia necesita aprender de sus errores del pasado porque los pueblos no pueden encogerse de hombros por las políticas que diseñan e implementan los políticos que eligen. Es muy grato vivir la vida al borde del Mediterráneo, tomando sol y bebiendo deliciosos vinos, pero esos beneficios no pueden ser a costa de endeudamiento sin respaldo financiamiento asegurado.  Además, en estos tiempos, los pueblos ya no pueden usar la ignorancia como la excusa perfecta para victimizarse y menos aún usar el síndrome extraculposo. Europa no tiene la culpa de las desgracias de Grecia, y al revés, es su mejor aliado para salir del hoyo que construyeron con mentiras y pésimas políticas públicas.

Panorama LIBERAL
Domingo 26 Julio 2015

miércoles, 15 de julio de 2015

Sociedad ¿QUE RELACIÓN TIENEN LA EDUCACIÓN, POBREZA Y FANATISMO FUTBOLERO?

La falta de oportunidades de nuestras sociedades cerradas y esclavizantes provocan estos comportamiento de animales de personas que quieren sentirse humanos e integrados....¡que gran paradoja!
Ya es notoria la relación entre la educación, la pobreza y el fútbol, y en este artículo plantearemos dicha hipótesis. En primer lugar, la educación está relacionada inversamente con la pobreza: a menor educación, mayores niveles de pobreza. En segundo lugar, la pobreza y el fútbol tienen una relación directa: a mayores niveles de pobreza (carencias y falta de oportunidades) mayor es el fanatismo futbolero. Finalmente, el fanatismo futbolero es el resultado directo de unos niveles educativos deplorables que han creado una subcultura violenta y agresiva a la que solo le interesa ganar a toda costa.

La historia nos indica que las sociedades progresan cuando sus ciudadanos logran crear un marco común que les permita desarrollar sus potencialidades y capacidades para generar riqueza. Es cierto que algunos pueden progresar más rápido que otros, pero al final en una sociedad libre y abierta todos mejoran su bienestar. Sin embargo, todo este proceso creador depende de una ciudadanía educada y culta, capaz de aprovechar las oportunidades que surgen del entorno incierto. Por lo tanto, ¿qué le puede pasar a una sociedad si la mala educación se instala en forma permanente?. Uno de sus efectos (quizás, el menos relevante) es el fanatismo futbolero, esencia de la mala educación.

100 AÑOS SIN GANAR UN TÍTULO, ¿A QUIÉN LE IMPORTA?

Ha terminado la Copa América con un nuevo ganador, Chile, que tuvo que esperar casi 100 años de competencia para coronarse por primera vez. Al mismo tiempo, los más ganadores de estos trofeos le han enrostrado su pobreza en títulos con el objetivo de denigrar y burlarse de ello…¡100 años sin ganar un título…que vergüenza!. Que vergüenza…

Ganar. Para muchos latinoamericanos el “ganar” es todo en la vida y es la razón del dicho popular que dice: para ser primeros “hay que tener huevos”, lo que implica que el fin justifica los medios, incluso la trampa, la mentira y la violencia. Lo anterior es el resultado de la sempiterna pobreza de nuestro continente dada la relación directa que existe entre el fanatismo por el fútbol y la pobreza material y mental. En otras palabras, las sociedades cerradas, pobres y subdesarrolladas –como las nuestras- ofrecen tan escasas posibilidades y oportunidades de crecimiento a las personas que estas terminan trasladando su pasión y su vida (¡si, su vida misma!) a un juego de pelotas llamado fútbol; todo gira en torno a la pelota, y a sus ídolos deportivos les permiten de todo. Por ejemplo, algunos han llegado a decir que por un triunfo deportivo, a la mañana siguiente, la marraqueta resultaba más sabrosa. Una soberana estupidez.

Si, es una soberana estupidez porque el futbol no es más ni menos que una entretención equivalente a ir al cine a emocionarse e involucrarse con una película, pero una vez terminada, debemos volver a nuestras vidas. En cambio, en este lado del mundo, el fútbol es la razón de vida de muchas personas, pero cuando termina el espectáculo deportivo deben volver a sus vacías vidas sin sentido ni posibilidades que llenan con su fanatismo y vicios de las más variadas gamas…Por eso, como el ser humano es profundamente gregario y le encanta ser reconocido, integrarse a una comunidad de fanáticos les permite “ser una persona”…¡Que paradoja...Por el afán de ser humano, en muchas oportunidades, se comporta como bestia irracional!

Por ejemplo, a los chilenos se les ha retrucado históricamente el “no tener huevos”. Sin embargo, ¿qué significa tener huevos?. Algunos creen que en el futbol se gana con huevos, pero una sociedad…

…Requiere personas valientes que sean capaces de despertar un día después de 215 segundos de un terremoto grado 8.8 que destruyó los sueños de 30 años y que busquen por donde comenzar de nuevo…

…Requiere personas valientes que metan medio cuerpo en el barro para rescatar otras personas o cosas después de que un alud de barro y lodo se llevó todo lo que pudo…

…Requiere personas valientes que luchen contra las llamas de un fuego tirano y demoníaco que consume todo que has levantado en tu vida…

…Requiere personas valientes que se levanten a las 5 de la mañana, se suban a un pésimo transporte público y vayan a un trabajo de escasas oportunidades y miserable salario…

…Requiere personas valientes para que acepten la democracia pese a que la clase política es corrupta y condescendiente de ella misma…

…Requiere personas valientes que trabajen dura y esforzadamente solo para llegar a sus casas y alegrarse con la risa de sus niños…

…Requiere personas valientes que se hagan responsables de sus acciones y no busquen la responsabilidad más allá de su área de influencia…

En cambio, no sé si una persona es valiente cuando canta cosas como:

"Chile…decime qué se siente
Saber que se te viene el mar
Te juro que aunque te tape el agua
Nunca te vamos ayudar
Porque vos sos un traidor
Vigilante y botón
Nos vendiste en la guerra por cagón
Por acá no vengas más
Ojalá te tape el mar
Que te ayuden los ingleses a nadar"

…No sé si una persona es valiente cuando insulta o agrede a otra persona, mientras permanece oculto en un grupo…

…No sé si una persona es valiente cuando obtiene resultados mediante prácticas que sería incapaz de contar públicamente…

…No sé si una persona es valiente cuando se enorgullece de su profunda ignorancia respecto la vida actual y pasada…

…No sé si una persona es valiente cuando considera un juego de pelotas como la “razón de su vida”…

…No sé si una persona es valiente cuando se burla de aquellos que sufren los embates de la naturaleza…

…No sé si una persona es valiente cuando no acepta una derrota deportiva, despotrica con odio e insulta a todos…

…No sé si una persona es valiente cuando se cree con derecho a pintar murallas y monumentos…

…No sé si una persona es valiente cuando viola los derechos de otros para defender supuestos derechos de propios…

…No sé si una persona es valiente cuando lanza piedras y destruye la infraestructura que pertenece a todos…

Estar 100 años sin ganar trofeos deportivos no debiera importar a nadie, pero como muchos tienen trastocados los valores se transforman en bestias cuando no ganan…y cuando ganan…

EN LA VIDA SE GANA CON ESFUERZO E INTELIGENCIA…

En la vida no se gana con huevos, se gana trabajando honestamente y con inteligencia. Sin embargo, las sociedades más atrasadas –y sus liderazgos políticos- han convertido un juego de pelota en un circo de odiosidades y muestra de nuestras profundas vulgaridades. Por eso estamos como estamos, y en vez de avanzar retrocedemos…¿Qué nos está pasando?.

En este continente, llevamos años implementando modelos políticos autoritarios de corte izquierdista o derechista, basados en un Estado fuerte y creciente con la eterna promesa de aumentar el bienestar de todos…En otras palabras, el diagnóstico de los políticos latinoamericanos es que el Estado es parte de la solución de todos nuestros problemas y debe hacerse responsable de nuestras vidas y carencias. Falaz ilusión. Al final, los Estados latinoamericanos son la causa de nuestro profundo fracaso porque, pese a su tamaño, son dirigidos por políticos populistas que solo desean llegar al poder para enriquecerse mientras las mayorías continúan sumergidas en la pobreza. Esos liderazgos políticos culpan al mercado, a la banca y a los empresarios de la pobreza de nuestras sociedades, pero son incapaces de mirarse a sí mismos…Son incapaces de percatarse que ellos son los que están perpetuando la pobreza en nuestros países, al empobrecer y brutalizar por medio de la vulgaridad a las grandes mayorías.

Los políticos actuales son demócratas dogmáticos que venden la ilusión de las elecciones como una especie de sacrosanta reliquia que merece adoración y respeto porque, supuestamente, es sabia y creadora de cosas buenas…Los políticos populistas, demócratas dogmáticos, le sonríen a la muchedumbre y le declaran su amor eterno, únicamente porque quieren sus votos para eternizarse en el poder. Se llenan la boca de democracia, mientras se enriquecen como bestias, y mantienen adormecida a la muchedumbre con la entrega de derechos de todo lo que se puedan imaginar…”derecho para esto y lo otro”. El único derecho que no entregan es el derecho a que cada ciudadano les supervise estrechamente…

Los políticos populistas, demócratas dogmáticos, ofrecen mejorar nuestro bienestar por medio de Estados enormes y fuertes que nos aseguren servicios gratuitos y de calidad. Falaz ilusión. Solo mediante sociedades abiertas y libres la riqueza termina fluyendo transversalmente; los más esforzados siempre mejoran su bienestar y las personas con menos potencial pueden recibir apoyo y ayuda…

Por supuesto que, incluso, en sociedades abiertas y libres existen problemas pero eso no se soluciona cerrando las economías y generando menos espacios de libertad, sino todo lo contrario. Se requiere profundizar la apertura de mercados y aumentar los espacios de libertades individuales para que sea la iniciativa personal la que lidere la mejora del bienestar. Porque el bienestar no se crea, centralmente, por medio de un grupo de funcionarios elegidos ideológicamente y sin competencias para generar riqueza. El talento  está disperso azarosamente en los grupos humanos y solo en las sociedades libres y abiertas pueden surgir para aprovechar las oportunidades de generar riqueza. En otras palabras, cuando las sociedades se cierran y no dejan espacios para que surjan oportunidades, los talentos generadores de riqueza se pierden y todos nos empobrecemos. Esta es la característica esencial de los regímenes socialistas desde el comunismo hasta el fascismo.

Hoy, Chile está perdiendo el paso y estamos entrando en el entramado mediocre de la vecindad; algunos políticos –que debieran liderar el progreso del país- sienten un complejo de inferioridad por avanzar más rápido mientras los vecinos siguen sumidos en la pobreza; algunos políticos creen que debemos replicar los modelos políticos y económicos de nuestros vecinos porque “dicen” que debemos integrarnos con ellos…Al final, en vez de ser un ejemplo a imitar nos estamos transformando en otra república bananera “orgullosa” de estar integrada en una comunidad como una más”.

UNA CONCLUSIÖN ENTRE EDUCACIÓN, POBREZA Y FANATISMO…

En la vida real no se gana con huevos en el sentido de la violencia y de la prepotencia; se gana con la razón y el esfuerzo legítimo. Las sociedades que defienden “ganar con huevos” muestran a las claras unos fundamentos que no presagian un buen futuro.

Por eso, se hace urgente mejorar los niveles de instrucción de las nuevas generaciones porque no se puede seguir permitiendo que los niños se contaminen con falsos valores…Pero es insuficiente si no tenemos una sociedad libre y abierta que genere oportunidades crecientes de obtención de riqueza. El populismo de los políticos socialistas ha terminado de convencer a muchas familias latinoamericanas que la crianza de sus hijos es responsabilidad del Estado; los han convencido que sus niños tienen derechos y no tienen deberes que cumplir…Así las familias terminan enviando sus hijos a las escuelas con la estúpida convicción de que solo allí serán educados, olvidando que es en los propios hogares donde se adquieren los valores y los hábitos con que se construye la vida en sociedad…Y, al final, en las calles, muchos niños terminan transformándose en fanáticos futboleros y/o drogadictos y/o alcohólicos y/o vagabundos que empobrecen nuestras ciudades…

El fanatismo futbolero es consecuencia del fracaso de las familias en educar a sus niños, y nadie parece percatarse de ello, puesto que miran hacia el Estado en la búsqueda de soluciones. En otras palabras, las familias no quieren asumir sus responsabilidades en la educación de sus hijos…¡insólito!!!…Del Estado no vendrán soluciones dado que lo más seguro es que vendrán más y más problemas de la más diversa índole…

La conclusión: para evaluar si una sociedad es pobre basta con visitar los estadios de fútbol y el comportamiento de las hinchadas…¿están llenos de personas vociferando como energúmenos e insultando a todo lo que huela a rival?...Esta conducta, ¿representa una sociedad desarrollada o subdesarrollada?, ¿es muy complejo encontrar la respuesta?.

Panorama LIBERAL
Miércoles 15 Julio 2015

domingo, 12 de julio de 2015

Crónicas de un Liberal Enajenado ¡BIENVENIDOS AL INFIERNO SOCIALISTA, POPULARIDAD…Y AL SÍNDROME EXTRACULPOSO!

Es increíble como la pérdida de popularidad modifica la conducta de una persona...Y más increíble aún que esa persona sea la que ostenta la mas alta responsabilidad de gobierno... 
Esta semana la señora Bachelet ha dado comienzo al “segundo tiempo” para dar “un nuevo impulso” al gobierno mientras clama para ser “sinceros” de cara al país…Ha dicho que “es mucho trabajo y hay que actuar sin perder tiempo…Aquí no se trata de pensar en cómo mejoramos nuestra imagen o cómo subimos en las encuestas, se trata de poner a Chile en primer lugar…Nuestros compatriotas nos exigen que hagamos las cosas bien, con humildad, de manera transparente y sin apresuramiento. Yo soy una convencida que la acción de nuestro gobierno, con todas las dificultades que puedan existir hará una diferencia positiva en la vida de las personas…"…¡Estupenda humorista!.

En realidad, ¿qué podemos hacer con esta gente ignorante e incompetente?. En un año y medio hundieron al país en la mediocridad económica y ahora pretenden revertirlo formando comisiones sin sentido. Por eso, un gran amigo liberal, que levantó vuelo hace muy poco tiempo, siempre tenía a flor de labios la expresión de que estamos construyendo un país en que “el último tendrá que apagar la luz” porque ya resulta insoportable como los liderazgos políticos muestran su incompetencia y su manifiesta ignorancia…La pregunta clave es: ¿cómo llega al poder esta gente incompetente?.

Y la respuesta está en boca de todos: los ignorantes llegan al poder porque otros ignorantes votan por ellos. Es palpable como muchas personas, jóvenes y adultos, en privado y en público, manifiestan públicamente su ignorancia y vulgaridad en la forma de hablar y actuar; muestran su carencia total de valores; ponen el pecho, orgullosos, a la ausencia de deberes autoimpuestos y a la ordinariez; defienden supuestos derechos por el solo hecho de pisar esta tierra, y demuestran un nivel educativo que empobrece los tiempos que vivimos. La ignorancia y la vulgaridad, al parecer, han venido para quedarse…y no serán erradicadas sin un gran esfuerzo.

Lo paradójico es que vivimos hermosos tiempos, con un creciente bienestar, y el conocimiento que fluye en la web a tasas crecientes…Y estos hermosos tiempos observan como unas personas vulgares, ignorantes, coléricas, gritan y enarbolan banderas, marchando por las calles pidiendo que los inoculen de aquello que no tienen y que nunca tendrán. Esta masa vulgar y desquiciada es el caldo de cultivo perfecto para la ideología socialista que sustenta sus permanentes huelgas, tomas y marchas que destrozan todo. Incluso, el humor.

Este vulgar caldillo ha sido preparado durante décadas por el abandono de los políticos –de todas las tendencias- del discurso correcto para seguir las corrientes populistas dado que eso les asegura el acceso irrestricto a la riqueza fiscal. Hoy, algunos siguen considerando que la Concertación hizo una “obra maravillosa” pero olvidan que las bases de dicho desarrollo se cimentaron en las reformas del gobierno militar que devolvieron al ámbito privado el poder de generar riqueza. Esos pequeños cambios le permitieron a Chile dejar de ser uno más de los países parias que llenan este continente porque el poder dejó de estar en las manos masivas de políticos populistas y de voraz apetito…

La “vuelta a la democracia” de los años 90 fue la vuelta a poder de los voraces políticos que se han enriquecido por años a costa de la riqueza fiscal o de la riqueza de todos los ciudadanos. En la actualidad, ya nadie confía en la clase política por considerarla profundamente corrupta. La corrupción ha sido y será la lepra política porque es imposible que una persona común y corriente no sucumba ante las delicias del enriquecimiento ilícito, en especial, si otros también están aferrados a la llave de la cuál brota el maná fiscal. ¿Y cómo llegan a ese poder?. Con un discurso populista y ventajero que implica abandonar el valor de la iniciativa y responsabilidad individual y grupal, para entregárselas a un ente superior y dotado de más poder, el Estado. Hoy, este parece ser la fuente de la verdad y de la satisfacción de todas las necesidades y necedades humanas…

¿Deseas una instrucción gratuita y de calidad?. El Estado debe entregarla y asegurarla…

¿Deseas una salud gratuita y de calidad?. El Estado debe proporcionártela…

¿Deseas transporte gratuito y de calidad?. El Estado debe movilizarte…

Es sorprendente (¿puede sorprender dada la ignorancia y vulgaridad de las mayorías?) cómo aún se confía en el Estado como la llave mágica para acceder a la Ciudad de la Felicidad pero, ¿cómo hará el Estado para asegurar dichas prestaciones si está conformado por funcionarios y burócratas, ignorantes, vulgares, oportunistas y ventajeros, dueños de una lógica cortoplacista que termina en su propio enriquecimiento?. La respuesta es que los Estados latinoamericanos jamás mejorarán el bienestar de las grandes mayorías si no existen espacios crecientes de libertades que aprovechen las oportunidades de los mercados. Una sociedad con un Estado omnipresente, sin libertades individuales, solo asegura que alcanzaremos niveles enormes de pobreza, pero igualitarios. Todos seremos iguales en la pobreza.

Además, el discurso populista-socialista requiere una alta concentración de un elemento adicional: el síndrome extraculposo o algo así como que “los demás son responsables de lo que nos pasa”. Con este ingrediente adicional se puede preparar un caldillo de ignorancia y vulgaridad en su exacto punto como para que lo continúen aprovechando los políticos socialistas y continúen adobando esta mezcla apestosa con nuevas leyes populistas y revanchistas que destruyen los débiles cimientos de lo que alguna vez fuera una sociedad más o menos libre en relación a la vecindad que tenemos por desgracia.

Resultaba inexplicable la pasividad con que la ciudadanía permitía que los actuales socialistas continúen llevándonos por la ruta “bolivariana”, una especie de gran pozo séptico ideológico, sin estaciones intermedias para ir directo a la basura extrema. Algunos socialistas, incluso, se atreven a decir que, hoy, "Venezuela es el principal faro guía de esperanza de los pueblos latinoamericanos y del mundo durante la noche de la hegemonía neoliberal de los ´90."…¿Qué se habrán fumado los socialistas para pensar de esa manera?...En realidad, Chávez y Maduro son un faro que nos lleva al vertedero socialista para desgracia del pueblo venezolano. En otras palabras, esos miserables liderazgos son un faro que nos advierte respecto de lo que no debemos hacer…

A la pasividad de la ciudadanía, adicionamos un gobierno inmovilizado por las fuerzas totalitarias izquierdistas que tienen un pie en la administración y el otro en las calles para imponer su visión empobrecedora del mundo. Este gobierno comulga con la gente que quiere imponer sus visiones, sin consensos ni diálogos, y es la razón por la cual no se interviene en la Araucanía y en las calles de todas las ciudades de Chile…Así el inmovilismo se ha transformado en la única estrategia frente a la violencia que ellos han validado y creado. Por eso, al día de hoy, Carabineros de Chile, institución responsable de la seguridad y orden interno tiene las manos amarradas para actuar y defender el Estado de Derecho (¡y defender a los ciudadanos comunes y corrientes de la agresión de grupos de delincuentes!) violentado por totalitaristas que no van a titubear en aprovechar las mínimas rendijas y colar su ideología perversa.

Por ejemplo, un activista de apellido Avilés se enfrentó a Carabineros y recibió un chorro de agua directo de un guanaco, cayendo y golpeándose en el suelo…Y los socialistas elevaron el grito al cielo por la “violencia innecesaria de la policía” y de esta manera, comenzó el peregrinaje del padre (comunista y que recibe beneficios de “detenido-torturado” a la edad de 15 años) por todos los medios de comunicación para lamentarse y victimizarse hasta el punto que la señora presidente, presta para estos shows, lo abrazó públicamente… Lo paradójico es que este gobierno en vez de defender el actuar de Carabineros, que protege los bienes y la vida de los ciudadanos, se pone del lado del violentista, de extrema izquierda, que desea imponer por la fuerza su ideología. Las razones de estos violentos es que el Estado de Derecho es una creación de la burguesía “reaccionaria” por lo que debe ser demolido mediante las “retroexcavadoras” cómo bien manifestara un tal Quintana.

Entonces, ¿qué hacer?. Afortunadamente, la señora Bachelet solo aprecia ser popular entre la gente y, por eso, dado que las encuestas muestran un creciente deterioro de su imagen debido a las pésimas reformas políticas y al caso Caval, ha decidido poner en marcha la campaña “Todos x Chile” con la cual se enfrentará a los violentos de izquierda que no permitirán que sus proyectos totalitarios no se implementen. Así la incompetencia del gobernante provocará nuevos líos que el país, en su integridad, pagará con más incertidumbre y trastorno social…

¿Cómo es posible que una persona que ostenta el cargo de más alta responsabilidad actúe en función de su popularidad?, Y lo que es más terrible: ¿Cómo es posible que esta gente haya llegado al gobierno a implementar sus sandeces socialistas basados en supuestas mayorías relativas?, . Ya vivimos en el pasado reciente un gobierno socialista de triste recuerdo, ¿va este gobierno por el mismo camino o podremos revertirlo?

Panorama LIBERAL

Domingo 12 Julio 2015