Translate

Noticias al Cierre

Loading...

sábado, 26 de marzo de 2016

Opinión EL FIN DEL GOBIERNO DE ALLENDE

El ideario de Allende es la evidencia concreta de la pobreza de ideas de una izquierda solo preocupada de enriquecerse mientras las grandes mayorías viven su pobreza solitaria...Un ideario de verguenza...
Cuando la socialista Bachelet fue rescatada de la ONU por la izquierda nacional -hambrienta de poder y con una gran ausencia de liderazgos internos- para que la representara en las anteriores elecciones presidenciales, llegó con el discurso y la convicción de reponer el ideario de Allende…¿Allende?. Su gobierno solo puede ser recordado por haber sido el peor gobierno de la historia de Chile puesto que destruyó las instituciones, promovió la lucha armada y fue la génesis de un gobierno militar autoritario que repuso el orden a sangre y fuego. No había otra manera en un país convulsionado y sin respeto por las instituciones y en donde se sobrepasaba el Estado de Derecho a cada momento.

¿Cómo no recordar como las hordas de izquierdistas violentaban los negocios para que abrieran sus puertas durante los paros por desabastecimiento?, ¿Cómo no recordar a un tipo como Altamirano llamando a las fuerzas armadas a plegarse a la “horda revolucionaria”?, ¿Cómo no recordar las marchas diarias de encapuchados vociferando por la revolución mientras amenazaban con linchacos y cadenas?, ¿Cómo no recordar los cientos de huelgas estudiantiles y colegios tomados?, ¿Cómo no recordar la estupidez de “los trabajos voluntarios” en todo Chile?, ¿Cómo no recordar la insensatez de la Escuela Nacional Unificada para adoctrinar a la niñez?...¿Cómo no recordar los nefastos días del peor gobierno de la historia?.

Por eso, resulta morboso escuchar a la señora socialista destacar la figura de Allende y “la necesidad de recordar su legado a la hora de pensar en las reformas que América Latina necesita para combatir la desigualdad…”.

El único legado de Allende fue el gobierno militar que una mayoría ciudadana pedía a gritos para ordenar la casa en caos y reencauzar el país en el orden y el progreso. El gran aporte del gobierno militar fue sentar las bases de un modelo económico que permitió a un pequeño llamado Chile asumir el liderazgo en una región sometida por la pobreza de los gobiernos de izquierda…La señora no entiende que para combatir la desigualdad se requieren sociedades libres y abiertas y Allende nos prometía una sociedad cerrada e igualitaria. Claro está, los socialistas no quieren destruir la desigualdad, quieren imponer la igualdad…Es una gran diferencia.

Continuaba Bachelet diciendo que lo considera “un chileno de estatura histórica…médico, ministro de Salud, parlamentario y Presidente de Chile…Fue líder de un pueblo que buscó ser arquitecto de su propia historia. Un chileno que es sinónimo de justicia social buscada con tenacidad democrática inalterable. Me emociona saber que el legado de Allende sigue vigente, tanto en mi país como en países hermanos…Su figura está vigente en esta plaza y en el homenaje permanente del Movimiento por la Salud; en las reformas sociales que nuestros países llevan adelante para consagrar y garantizar el derecho a la salud, reformas imprescindibles para alcanzar sociedades inclusivas y justas…Porque si hay algo que sigue siendo una tarea que nos interpela, es hacer frente a la profunda desigualdad que aún persiste en América Latina, empeño que debemos abordar como lo hubiera querido Allende: construyendo mayorías sociales, profundizando la democracia…Hoy, la Plaza Salvador Allende de San Salvador se reinstala entre las decenas de espacio públicos que, en todo el mundo, llevan el nombre de un chileno que ya no sólo pertenece a su país, porque el mundo lo ha hecho suyo: desde Montevideo hasta Madrid, desde Río hasta Estambul…Esta Plaza nos recuerda, en palabras de Benedetti, que no lograron matar al hombre de la paz”.

Estas son las convicciones y los ideales que mueven a Bachelet y a este gobierno. Miran a Allende con una bovina devoción olvidando que dichos ideales, fracasados por la historia, cayeron tras la caída del Muro de Berlín. Y miran con devoción los años pasados en esas crueles dictaduras comunistas olvidando los principios vitales de la humanidad.

Y conviene recordar. El gobierno de la Unidad Popular fue elegido por una minoría y se presentó con un Programa básico más “Las 40 primeras medidas del Gobierno Popular” con el objetivo de implementar la vía chilena al socialismo, una especie de revolución con sabor a vino tinto y empanadas. Esta revolución tenía dos posibles caminos. Uno, dicen, era el de Allende y algunos de sus asesores que deseaban implementar un tránsito democrático y no violento al socialismo; otros, pensaban en la violencia política, la conversión de las Fuerzas Armadas en las Fuerzas Armadas Populares y el aniquilamiento de todos los opositores. El objetivo de ambos proyectos no era otro que implementar un Estado socialista eliminando todo rastro del Estado burgués; miraban a Cuba y su dictadura como el objetivo a alcanzar…Sin embargo, Allende y sus secuaces olvidaron algo importante: la UP era una fuerza política minoritaria.

El gobierno de la UP nacionalizó y estatizó empresas promoviendo la cogestión o participación de los trabajadores; aceleró la reforma agraria; nacionalizó la banca y el cobre; intentó imponer la Escuela Nacional Unificada para ideologizar a las futuras generaciones…E intentaron pasar el proyecto que creaba tres áreas de propiedad (social, mixta y privada) pero el congreso se opuso tenazmente. Esta intervención de la sociedad y economía produjo los resultados esperados en términos de desabastecimiento de productos y una creciente inflación. El desorden era permanente y los extremistas políticos de la UP (Altamirano, entre ellos) incendiaban al país con discursos violentos y provocadores mientras intentaban controlar las fuerzas armadas (por ejemplo, la Armada); las marchas y contramarchas interrumpían la vida en las ciudades; las tomas y huelgas impedían que los colegios y las empresas cumplieran sus tareas regulares; las colas para comprar productos básicos formaban parte de las ciudades…La violencia ya estaba instalada en el ambiente y Allende no fue capaz de comprender que el socialismo solo podía construirse por la fuerza que es lo que pedían los Altamirano y los Enríquez…A la burguesía había que destruirla y aniquilarla…Esto es lo que pretendían algunos de los socialistas de esos años…

Cuando Bachelet dice que “desea terminar la obra de Allende” da escalofríos porque dicha obra consistía en transformarnos en una dictadura como la cubana o en la Venezuela de hoy. Y Bachelet pretende lo mismo, ¿Cómo es posible que un político amante de su país pretenda destruirlo como lo hizo Chávez con Venezuela y los Castro con Cuba?. Por eso, da escalofríos pensar que la señora Bachelet quiere terminar el proyecto allendista. Es cierto que todos queremos progresar, pero no podemos hacerlo si el Estado asume un rol tan central que minimice la iniciativa privada. Cuando todo pasa por las manos del Estado, significa que todo pasa por las manos de funcionarios y burócratas altamente ideologizados que toman decisiones de corto plazo, sin información adecuada y en base a principios partidarios. Y mientras hacen lo anterior se llenan los bolsillos y se enriquecen con los recursos de todos…

Al mismo tiempo, Allende no puede ser una figura que represente las mejores virtudes de la democracia porque hizo todo lo posible por pasar por encima de las instituciones y del Estado de Derecho; lideró un régimen odioso que usó la violencia verbal y física contra aquellos que pensaban distinto…No es cierto que el discurso de la izquierda allendista haya sido democrático porque pretendió usar la democracia para instaurar la revolución socialista. Mire América Latina y observe como los socialistas iluminados pretenden reelegirse indefinidamente porque se consideran los únicos iluminados capaces de usar el poder. La alternancia en el poder es una condición indispensable para una democracia.

Una vez, Bachelet dijo que “Y quiero decirlo con claridad: no estamos dispuestos a permitir que esa cultura de respeto, de derechos y de paz que hoy reivindicamos, que nos pertenece a todos y todas, sea atropellada, abusada o menospreciada por nadie…”. Sin embargo, en la Araucanía se violan los DDHH de chilenos abusados por una minoría terrorista que no recibe una respuesta adecuada por parte del Estado.

Luego del abrupto final del gobierno de Allende, la izquierda quedó con su proyecto truncado, y en su segundo período la señora socialista creía que –impulsada por su popularidad- podía liderar las reformas empobrecedoras de Allende y así lo ha hecho, para el pesar de una gran mayoría. Sin embargo, nada es gratis y las pésimas reformas, diseñadas de una manera improvisada –como solo ellos saben hacer- han enturbiado el ambiente. Además, su hijo ha aprovechado su apellido para obtener enormes beneficios económicos y la señora solo ha vertido unas pocas lágrimas en la televisión sin hacer nada más…

¡Cuán defraudados están muchos que votaron por ella!...¿Y que hace para mejorar su popularidad?. En los eventos públicos se dedica a baila La Piragua; incluso, el 27 de Febrero que se conmemoraba una aniversario del terremoto…¡también se puso a bailar!.

En resumen, la pretensión de esta señora socialista –de raíces comunistas- es ponerle fin al gobierno de Allende implementando las más nefastas reformas políticas y económicas que nos transformen en un país más barrio, mimetizándonos en la pobreza. Al parecer, nuestra pequeña bolsa de riqueza avergonzaba a los socialistas Da pánico pensar que el éxito de Allende y Bachelet implica vivir como en Cuba o en la Venezuela de hoy.

Esperemos que luego de este segundo gobierno de Bachelet, la izquierda cierre su ideario y permita que el “supuesto legado” de Allende descanse en paz en el museo de los fósiles ideológicos de los cuáles nunca debiera haber salido. Son un triste pasado que jamás olvidaremos…Y, además, esperemos que esta señora no vuelva nunca más.

¿O usted está en desacuerdo?

Panorama LIBERAL
Sábado 26 Marzo 2016

Política – ¿POR QUÉ DEBEMOS IMPLEMENTAR LA DEMOCRACIA 2.0, UNA DEMOCRACIA SIN REELECCIONES?

El gran mal de la democracia actual es la profesionalización de la clase política que la lleva a permanecer por largo tiempo nutriéndose de las ubres fiscales mientras las grandes mayorías siguen viviendo el sueño del progreso...
En un reciente artículo escrito en este blog (http://panoramaliberal.blogspot.cl/2016/03/politica-el-ateniense-focion-y-los.html), se planteaba la tesis que la clase política actual mantiene una simbiosis cuasi-perfecta con la masa electoral, a la que se denominaba, simplona. Los políticos hace mucho tiempo han descubierto que las masas son manipulables si se conocen los recovecos por los cuáles actúan. Por eso, desde Roma se ha acuñado la expresión “pan y circo” para ejemplificar como la masa se entrega gustosa a los caprichos de aquel que es capaz de proveerlos del suficiente pan y circo para sus mínimas necesidades; la masa no quiere esforzarse –esa es responsabilidad de unos pocos individuos- sino que desea gozar la vida con el mínimo esfuerzo. Por lo tanto, los políticos han encontrado en la ideología populista la clave para mantenerse en el poder y obtener beneficios personales de la riqueza de todos. Así han surgido los megalómanos y los demagogos que mienten descaradamente para los simplones que escuchan embelesados.

Al final, la actual democracia se ha transformado en un campo de cultivo de las peores prácticas que una persona puede ejecutar con el dinero de otros y cuya característica principal es el surgimiento de una clase política profesional que vive por y para la política. Se ha construido la errónea percepción que los políticos nos cambiarán la vida y por eso, los electores los votan una y otra vez, con la promesa permanente “que llegarán tiempos mejores”. Pero, el tiempo pasa y la situación permanece igual y siguen con el mismo discurso de “que llegarán tiempos mejores”.

Esta gente jamás cambiará nuestras vidas, excepto para hacerla más terrible y desdichada, porque ellos siempre privilegiarán reformas que vayan en su propio beneficio, sus más cercanos y los de su sector político. Por eso, transforman el Estado en una agencia de empleos públicos para crear cuadros en su interior que permitan defender sus medidas populistas. Para lo anterior no titubean en crear ministerios del deporte, de la mujer, de la ciencia, de los DDHH, de las mascotas, de la tercera edad, de la verdad, de los extraterrestres…Así se aumenta el tamaño del Estado, se consume una riqueza en funcionarios y burócratas y no en sus fines reales…Por ejemplo, ¿Qué es preferible…gastar $1.000 millones en pagos de salarios de funcionarios del ministerio del deporte o gastar esos $1.000 millones en eventos deportivos que estimulen la práctica deportiva?. La respuesta es clara: estos ministerios son grasa fiscal que consumen recursos escasos que podrían tener mejores usos.

La Democracia 2.0 necesita que la política vuelva a ser ejercida por los ciudadanos de a pie. ¡Basta ya de una clase política profesional, parasitaria y corrupta!. Cualquier ciudadano del país tiene el deber de ejercer la política real asumiendo un cargo de elección popular por una vez en su vida y, una vez terminado su servicio, volver a su trabajo inicial por, al menos, la misma cantidad de años que ejerció el cargo anterior. Una persona que sabe que debe retornar a sus labores habituales, después de ejercer un cargo público, será más responsable con las decisiones que tome mientras ejerza el cargo y que puedan perjudicarle después. Con lo anterior, no queremos decir que no tendremos problemas pero al menos eliminaremos una de las causas de la inmoral corrupción que corroe la política desde sus cimientos. Además, tendremos gente que hacen sus aportes para el progreso de todos y no como hoy que personas que aún no tienen experiencia laboral tenga la desfachatez de legislar sobre el mercado laboral.

En la actualidad, los políticos que tienen cerca de 30 años en un cargo público han creado toda una red de contactos y relaciones, que son la génesis de la corrupción. Conociendo la naturaleza humana, una persona que está solo por un período no tiene la posibilidad de crear dicha red, lo que minimiza la corrupción galopante. Si, además de lo anterior, propiciamos la misma práctica al interior de los partidos políticos (una persona puede ejercer un cargo partidario por una sola vez en la vida) provocaremos el surgimiento de caras nuevas que rejuvenecerán los partidos y aumentarán la competencia interna.

El actual intento de transparentar la actividad política no atiende las causas de fondo del problema y el financiamiento público de la acción política es un innecesario gasto en recursos que no tendrá la necesaria rentabilidad esperada. El financiamiento público podría entenderse si la democracia se nutre de más y más competencia en sus bases. La dinamización de los partidos provocaría crecientes oportunidades para que las personas talentosas puedan acceder al ejercicio de cargos públicos como un premio a sus capacidades y talentos…La situación actual con financiamiento público profundizará las malas prácticas y la corrupción se entronizará en la política.

Una obtusa creencia, por este lado del mundo, es la relacionada a los defectos propios de la naturaleza humana que induce a algunos a pensar que las podemos superar con leyes. Por ejemplo, como las familias no educan a sus hijos, le pedimos al Estado que se haga responsable de la educación de nuestros hijos; como las personas se exponen a riesgos para su salud, le pedimos al Estado que se haga responsable de su salud; como las personas no perciben ingresos que les satisfagan, le pedimos al Estado que se haga responsable de que no todos ganemos lo mismo…Por eso, algunos dicen que las malas prácticas desaparecerán cuando todo se financie con dinero público, pero eso es una ilusión dado que la batalla por acceder a la cartilla electoral será feroz y brutal en todos los sentidos. El financiamiento público hará llegar a la política a un perfil de personajes indeseables, dispuestos a todo por acceder a los jugosos cargos, y la democracia quedará a merced a estos sujetos…El arma preferida de la actual clase política, el populismo, se acrecentará con el fin de captar la mayor cuota de simplones del electorado. De eso se trata todo: establecer el porcentaje de simplones que votarán por ese personaje.

La democracia actual está indefensa si se sigue dejando operar a la actual clase política, ya convertida en una nueva oligarquía que usa el poder en su propio beneficio e intentando ocultarse al escrutinio público. Este reducido grupo de personas intenta ejercer influencia sobre el gobierno para defender sus propios y personales intereses. ¿Cómo es posible que hayamos llegado a la situación que nos gobiernen unos pocos por tanto tiempo?.

Ya en su tiempo, Aristóteles (384-322 a. C.), consideró a la oligarquía como una forma impura de gobierno resultante de la degeneración de la aristocracia, por la suplantación del interés individual de los gobernantes al interés general. Dijo, en su Política, que oligarquía es el modo que tienen de gobernar los nobles y los ricos en provecho de ellos. Mucho después, el sociólogo alemán Robert Michels (1876-1936) formuló la “ley de hierro de la oligarquía”, según la cual toda organización política tiende a caer en manos de un pequeño grupo de personas, independientemente de su orientación ideológica. Según él, a pesar de las proclamas democráticas e incluso revolucionarias, el poder es ejercido a la postre por una oligarquía. “Quien dice organización social dice oligarquía”, expresó Michels o “quien dice el gobierno del pueblo, dice gobierno de una elite”.

No pretendemos buscar la solución universal a temas tan inherentes a la naturaleza humana, volátil y débil como una feble pluma al viento, pero necesitamos implementar una Democracia 2.0 para que todos puedan hacer su aporte obligatorio a la sociedad. Es insuficiente hacer el servicio militar, ser vocal de mesa o ayudar en las catástrofes, ahora se requiere ejercer cargos de elección popular por una sola vez en la vida, para erradicar la corrupción y transformar el país. La sana competencia en política debe impedir que los zánganos sigan pululando por los pasillos del poder bebiendo el néctar fiscal. Al mismo tiempo, los partidos políticos se verán obligados, en forma interna, a una fuerte competencia para aumentar su militancia abriendo la posibilidad a la gente de talento y capacidades probadas.

El mundo tiene muchos desafíos y todos debemos prestarles la suficiente atención. Son los ciudadanos de a pie los que cambian los países con su esfuerzo y su trabajo duro…Nadie más puede atribuirse ese honor…

¿O usted está en desacuerdo?

Panorama LIBERAL
Jueves 25 Marzo 2016

viernes, 25 de marzo de 2016

El Bufón Liberal - LAS SENSACIONES MEDIOCRES DE UN GOBIERNO MEDIOCRE

En todo el mundo, la clase política ha decepcionado a los ciudadanos. su desprestigio es creciente porque la corrupción galopante los ha enriquecido brutalmente...Aquí, además, de la corrupción estamos en presencia de in gobierno inepto, incompetente e improvisador...La cuestión es: ¿progresaremos alguna vez con esta gente? 
Hace tiempo que no escribía un post en este blog, y la razón de ello es la profunda decepción que me invadió luego de observar la permanente apertura de alcantarillas y los frenéticos movimientos de las cucarachas que intentaban ocultarse de la luz del escrutinio público. Me refiero a la corrupción galopante que, cual plaga del infierno, se mostró desnuda en el aparataje institucional. Todo está podrido y la sociedad no le cree a ningún político y a ningún funcionario.

Además, esto es demasiado. Los humoristas están despedazando a las personas que debieran ser un ejemplo en el desempeño del noble arte de la política y, mientras, algunos hablan de falta de respeto, otros pensamos que ya esto es demasiado. Los políticos actuales no pueden seguir haciéndose los lesos mientras su conducta sigue rayando la más absoluta inmoralidad y falta de ética en el desempeño de sus funciones. ¡Y sin el menor interés por revertir la situación!.

Por eso, en vez de preocuparnos del futuro del país nos hemos concentrado en la conducta irresponsable de la señora y de su hijito, enriquecido gracias a unas maniobras realizadas por tener el apellido Bachelet. Al mismo tiempo, en la Araucanía los terroristas de la CAM demuelen el Estado de Derecho, y la indolencia del gobierno y sus funcionarios permiten asesinatos y una violencia inaceptable pero cuando ocurren atentados en Europa, la señora emite sentidas condolencias . Al mismo tiempo, todo este verano la prensa se permitió verter litros de tinta por un funcionario de escasa relevancia como Cristián Riquelme responsable de asignar bastantes millones de pesos a dedo…Y así suma y sigue, mientras el mundo desarrollado descubre las ondas gravitacionales girando a una velocidad de locura…

La retroexcavadora del socialismo empobrecedor, fábrica de miseria, malgasta las energías escasas del país en temas que no debieran importar a nadie…¿Creen ustedes que Cristián Riquelme le cambiará la cara al país del futuro?...Es un extraño funcionario, empoderado por la señora, que debe saber secretos de corrupción que la opinión pública no puede conocer porque tendría efectos terribles sobre la popularidad de ciertas personas…Después de renunciar no debiera extrañar que lo nombren en algún delicioso cargo…

¿Creen ustedes que Sebastián Dávalos Bachelet merece la atención que los medios le han brindado?. El país y la sociedad no se merece que este sujeto haya actuado de una forma tan inmoral, en la búsqueda de un lucro ilegítimo, causando un daño enorme a las instituciones que debemos proteger pero es el resultado de una formación moral. Sin embargo, la máxima autoridad del país, su madre, ha tenido una conducta irresponsable al intentar ocultar en la ignorancia las acciones de su vástago, y en segundo lugar, una vez conocidos los hechos por todos, en una breve cadena nacional por televisión intentar llorar para victimizarse, sin tomar decisiones y castigar como corresponde, familiar e institucionalmente.

En otras palabras, ¿creen ustedes que la señora y su gobierno le cambiarán la vida al país en el futuro?. Estos tipos vinieron, en sus propias palabras, con una retroexcavadora para demoler los cimientos de aquello que había hecho del país un mejor lugar para muchos. Y, en vez de mejorar, lo que hemos logrado con esfuerzo y dolor de muchos, demuelen la institucionalidad promoviendo reformas mal hechas que nos empobrecerán por los próximos cincuenta años…¡Es así de terrible!. Han creado en la población la percepción que pueden vivir una mejor vida mediante la repartición discrecional de los recursos creados por otros…Sin embargo, a la pasada han transformado al gobierno en una fuente de empleos para los camaradas y compañeros de ideología, sin considerar si eran competentes u honestos. Así surgieron los G90, los Riquelme, los Sandoval, los Peñailillo, los Arenas, los Dávalos Bachelet, los Frei y muchos más que tienen parientes directos en cargos públicos. Muchos de estos cientos de parientes, camaradas, compañeros y correligionarios que pululan por los servicios públicos no tienen ni la más mínima idea de lo que deben hacer. Pero, ahí están: disfrutando de un extraño salario promedio de $7.000.000…¡$7.000.000 por no hacer lo que deben hacer si estuvieran preparados!. Así se está pudriendo el aparato estatal, lleno de parásitos incompetentes que están transformando la economía chilena en una sombra de lo que pudo ser. La mayoría de esta gente parasitaria e ideologizada de izquierda jamás ganaría lo que le pagan hoy, porque son unos completos inútiles…Algunos de ellos toman decisiones discrecionales sobre miles de millones de pesos teniendo como único respaldo el ser correligionario de la señora…La señora y su gobierno empobrecerán al país por los próximos cincuenta años y a pocos parece importarle.

¿Creen ustedes que estaríamos mejor si la señora aprendiera a respetar las sensaciones que le asaltan en ciertos momentos?. Una vez dijo que tuvo malas sensaciones respecto del Transantiago, pero lo implementó igual empobreciendo a miles de santiaguinos y a todo el país porque el dichoso bodrio de transporte ha significado una millonada de dólares de subsidios por un servicio de muy mala calidad. Antaño, el sistema de transporte capitalino no era un gasto del Estado, pero gracias a las sensaciones no entendidas se gastan recursos que podrían tener otros usos. Así, estamos peor que antes.

Y, ahora, tiene el descaro de decir que “tuve la sensación que me decía ‘deberías quedarte en la ONU’, pero al final volví por mi convicción, volví por mis ideales”...¿cómo es posible?. En realidad, volvió porque era la única alternativa que tenía la izquierda para retomar el poder, imponer una visión ideologizada y profundizar la Agencia de Empleos del Estado. Los ideales de la izquierda ya están demostrados en la historia del mundo: son fabricantes de miseria y empobrecedores de las sociedades…¿cómo es posible que hayamos elegido a una persona con estas convicciones e ideales?.

Finalmente, para comprender el profundo alejamiento de la clase política de la sociedad toda, a fines de enero, luego de ser aprobada en el congreso la ley de fortalecimiento de la democracia (¿fortalecimiento de la democracia…que es eso?), los políticos comenzaron a analizar en privado la posibilidad de profesionalizar los cargos directivos de los partidos y establecer un sistema coordinado de sueldos. Es increíble que la nueva normativa establezca un esquema de financiamiento público para las colectividades, que comenzará a regir -según estimaciones del gobierno- a mediados de abril. En concreto, el Estado distribuirá cerca de $ 6 mil millones anuales para financiar a los partidos legalmente constituidos…¡6 mil millones de pesos anuales!!. Así, los actuales partidos, de izquierda y derecha, ya han comenzado a definir los cargos y los salarios asociados…

Y la guinda de la torta surgió esta semana que la opinión pública se enteró que el martes pasado se aprobó en la Cámara Alta una pena de hasta 541 días de cárcel a quien filtre investigaciones del Ministerio Público. La medida fue ingresada vía indicación del Ejecutivo, a recomendación de la propia Fiscalía y parlamentarios. Claramente, esta es una muestra más de la falta de tono con la sociedad que tiene la clase política; no les preocupa que sean actos inmorales los que se investigan sino solo que la sociedad no se entere. Es una muestra más de la bajeza moral en que hemos caído…

La democracia y la política actual han sido pervertidas porque los electores desconocen la real naturaleza humana; los electores desconocen que no existen “los hombres y mujeres buenos y nuevos” que vendrán a salvarnos de la barbarie y poco a poco comienzan a percatarse que muchas de dichas personas jamás pasarían un examen de moralidad. Es verdad que nosotros tampoco lo pasaríamos y es por eso que conociendo esta situación no podemos seguir permitiendo que esta gente haga del poder su casa para sus actos inmorales.

Si queremos mejorar el funcionamiento de la democracia no podemos comenzar por financiar con dineros públicos la democracia interna en los partidos que ahora se convertirán en un sabroso botín y se continuará profundizando el distanciamiento con la ciudadanía. En otras palabras, la “ley de fortalecimiento de la democracia” es una paradoja porque producirá una pérdida de la democracia interna de los partidos y una pobre generación de liderazgos políticos para acceder a cargos públicos nacionales…Y la corrupción seguirá su camino por las alcantarillas repletas de cucarachas que huyen de la luz del escrutinio público.

La Democracia 2.0 requiere que la política vuelva a ser un acto de servicio público en que todos...¡TODOS!...los ciudadanos y ciudadanas puedan ejercer por una vez en la vida un cargo de elección popular; la política no puede ser el privilegio de los zánganos explotadores sino que de los ciudadanos honestos y trabajadores. Es decir, no se puede permitir que una persona participe en dos elecciones a un mismo cargo porque ya sabemos los males que se generan…¡Es una necesidad y una imposición para comenzar a vivir una verdadera democracia…!

¿O usted está en desacuerdo?

Panorama LIBERAL
Jueves 25 Marzo 2016 

Política – EL ATENIENSE FOCIÓN Y LOS SIMPLONES DE LA POLÍTICA.

Cuenta Plutarco, en su Libro VI, de Foción que “en una ocasión, como habiendo expuesto ante el pueblo su dictamen encontrase aprobación y viese que todos, uniformemente, le admitían, se volvió sus amigos diciendo: “¡Si habré yo propuesto, sin advertirlo, algún desatino!...”.
Foción fue un destacado militar y político ateniense nacido hacia 402 AC y muerto en el año 317 AC. Se le consideraba un líder con valor personal, inteligencia para el mando, firmeza para soportar las más rudas fatigas, amor a la disciplina, sencillez de costumbres y probidad intachable. La historia lo recuerda como un hombre íntegro y moderado en tiempos de corrupción y violencia (¿será distinto alguna vez?) y se dice que vivió con la sencilla severidad de Arístides y murió con la magnánima calma de Sócrates. Cuenta Plutarco, en su Libro VI, de Foción que “en una ocasión, como habiendo expuesto ante el pueblo su dictamen encontrase aprobación y viese que todos, uniformemente, le admitían, se volvió sus amigos diciendo: “¡Si habré yo propuesto, sin advertirlo, algún desatino!...”. La anécdota anterior nos sirve para ejemplificar lo que no hacen los políticos actuales: les satisface decir muchas tonterías por segundo para esperar los aplausos del populacho que corona las estupideces con lágrimas en los ojos. En otras palabras, la conducta de un alto porcentaje de políticos está muy alejada de la probidad y conducta intachables…Y ya resulta intolerable.

Sin embargo, en demasiadas oportunidades hemos hablado de cómo los políticos acceden y se mantienen en puestos de poder gracias a su creciente populismo, megalomanía y demagogia. Ahora, corresponde hablar del otro lado de la ecuación: los simplones que votan por ellos y permiten que esta gente, detestable a veces, se apodere del poder, no cree valor ni beneficios para todos y se permita lujos impensados en función de sus escasas capacidades. Excepto, la de depredar del esfuerzo ajeno.

En este sentido, el reciente período vacacional ha permitido -¡una vez más!- la incoherencia entre el decir y el actuar. Así, se han conocido algunos entretelones de cómo han vacacionado aquellos políticos –y sus parientes- que nos hablan, con lágrimas en los ojos, de la cruel “desigualdad y pobreza del pueblo”, mientras disfrutan del capitalismo sin par en los mejores centros vacacionales de Chile y del mundo. Ellos hablan de desigualdad pero la disfrutan a rabiar y, por eso, algunos los llaman la IC, izquierda caviar, rojos por fuera y verdes, muy verdes, por dentro. Al mismo tiempo, el chileno medio –y los simplones entre ellos- disfruta de un descanso bien ganado encerrados en sus casas por la inseguridad galopante o se bañan en fuentes públicas o vacacionan en playas cercanas atestadas de otros como ellos, porque no les alcanza el ingreso para vacaciones más sofisticadas…Y aquí comienzan las preguntas: ¿Por qué la izquierda caviar no pregona que es injusto que ellos vacacionen en regios resorts mientras el pueblo vacaciona en donde puede?, ¿Por qué la izquierda caviar pueda vacacionar en lugares en que no lo puede hacer un chileno medio?. Para ser francos, este es un privilegio de políticos de todas las tendencias que, mientras se aferran al poder, extraen hasta el último gramo de médula fiscal y le sonríen al mundo, ombligo al aire, saboreando los sabores tropicales que le han traído a su mesita de descanso…

Esta es una conducta habitual en la clase política puesto que disfrutan de los mejores servicios privados mientras crean los peores servicios públicos posibles para las grandes mayorías. Se les llenan los ojos de lágrimas cuando hablan de “educación pública, estatal y gratuita” pero sus hijos estudian en los mejores colegios privados pagando generosas matrículas; nos hablan de la “importancia de la salud pública” mientras ellos se atienden en las mejores clínicas privadas del país y del mundo; nos hablan que “el Transantiago nos cambiará la vida” mientras ellos circulan en vehículos fiscales con chofer; etc. Esta gente –y los vivos que pululan a su alrededor para capturar las migajas que caen de la mesa del poder, mientras se sirven la cena inmoral- desean que todos “disfrutemos” de dichos servicios públicos y por eso piden la estatización a gritos…para servicios que jamás piensan usar. Ahora, desean promover una reforma sindical que transformará el mercado laboral en un campo de lucha ideológico para eliminar al empresariado y llevarnos directamente a la pobreza…A ellos no les preocupa, porque no piensan trabajar, jamás, ni como empleados ni como empresarios…Solo desean seguir amarrados de la ubre fiscal para recibir generosos ingresos sin el menor esfuerzo…Solo les interesa colapsar los mercados laborales porque va en su beneficio…más pobres son más simplones que votan por ellos.

Volvemos a preguntarnos: con este escenario en mente, ¿Qué puede llevar a algunas personas a votar por estos indeseables sabiendo que son la misma lacra corrupta y que solo desea su propio enriquecimiento?, ¿Cuál es el perfil de las personas que se pueden permitir votar por gente de tan escaso interés en el progreso de todos?. Caractericemos a los simplones que votan por ellos…

EL PERFIL DEL SIMPLÓN EN POLÍTICA.

Ser un simplón en este continente es considerado por la clase política como una inmensa virtud pero no lo dicen en público. Cuando se refieren a ellos hablan de los independientes en política, es decir, aquellas personas que no tienen idea de nada, Por lo tanto, podemos comenzar planteando que en política hay tres grandes segmentos:

SEGMENTO 1: LOS ALTAMENTE IDEOLOGIZADOS. Las personas de este segmento son hombres y mujeres profundamente ideologizados en una cierta visión de mundo –hacia la derecha o izquierda-, y consideran que los demás son unos herejes que deben ser salvados (o aniquilados, dependiendo del grado de control del poder). Este grupo marcha, sale a la calles, vocifera por los cambios que nos lleven a “un nuevo mundo con hombres y mujeres buenos y nuevos” e intentan imponer su visión del mundo. Siempre son una minoría, enemiga de la democracia liberal que ellos denominan “burguesa”, con un profundo carácter totalitario y a los cuáles no les agrada el consenso al que consideran una derrota. Ellos buscan la aniquilación total del enemigo lo que muestra su profundo carácter totalitario.

Jamás tendrían influencia si no encuentran algún leit motiv común que despierte a la mayoría de simplones –que dormitan sus vidas- a marchar con ellos. Cuando encuentran ese argumento hacen creer a la sociedad que son una manifiesta mayoría la que piensa igual…Sacan la voz y hablan “del valor de la democracia y de los cambios que las mayorías quieren”. En realidad, la mayoría de simplones solo siguen eslóganes sencillos pero que son incapaces de interpretar porque para eso está la minoría ideologizada; ellos interpretan los eslóganes. Por eso, cuando los simplones se unen a los ideologizados se produce un efecto de contagio que transmite la percepción de que los cambios ideologizados son los adecuados para todos.

SEGMENTO 2: LOS EDUCADOS Y CRÍTICOS. Este grupo, también, es minoritario y representa a aquellas personas más educadas de la sociedad que están en condiciones de exigir a la política estándares más elevados para el beneficio de todos. Generalmente, como no son escuchados ni queridos porque dicen cosas políticamente incorrectas, prefieren aislarse en sus cúpulas de cristal mientras observan como la sinfonía de la destrucción cae sobre sus sociedades. Hace mucho tiempo que estos le dan la espalda a la política y la consideran digna de análisis pero indigna de dedicar su tiempo a ella.

Este grupo desprecia al simplón por el hecho de ser simplón; les gusta hablar de ideas abstractas y bien elaboradas, pero son incapaces de transformarlas en conceptos sencillos de fácil digestión por la masa simplona. Al darle la espalda a la política le dan la espalda a la democracia y al futuro del país. A estos debemos pedirles más: se requiere su presencia para confrontar el fanatismo de aquellos que propugnan ideas sacadas de los museos y fosilizadas por la historia.

SEGMENTO 3: LOS SIMPLONES. Son la masa del electorado y corresponden a los que denominan “independientes” pero que no son más que el ganado electoral que la clase política trata de cultivar con las más burdas mentiras y la más rancia estupidez. Lo más terrible de todo…¡lo logran!....Este amplio grupo humano no piensa racionalmente –en realidad, no piensan- sino con el estómago; no son racionales, son emocionales; viven en el corto plazo y jamás levantan la cabeza para observar como las estrellas caen una a una; caminan hacia atrás mirando el suelo o mirándose su propio ombligo y son incapaces de detener su marcha para cuestionar su rol; festinan con su ignorancia y son presa fácil de los eslóganes como “educación pública, gratuita y de calidad”, “salud para todos”, “Transantiago te cambiará la vida”, “soy una persona honesta…me enteré por la prensa”, etc.; aceptan sin cuestionarse todo lo que se diga en los medios, construyendo de esta manera una visión del mundo proclive a los intereses de la clase política; creen que saldrán de la pobreza al elegir a uno u otro político; esperan con ansias los festivos del calendario para emborracharse y drogarse; su sueño más importante es ver a la Roja clasificarse a un mundial y asumir que ello le cambiará la vida y “la marraqueta estará más rica al otro día”; escuchan una música estridente y horrible porque no son capaces de escuchar el silencio que les grita que son más de lo que hacen o dicen; creen que los empresarios son un grupo voraz preocupado exclusivamente de esquilmarlos y tratarlos mal; son hombres y mujeres poco ambiciosos que esperan que “alguien” los rescate de su infausta pobreza incómoda; creen que “ser rico” es algo intrínsecamente malvado y que debe ser rechazado por todos; ponen en alto sitio la “solidaridad”, en especial, con el dinero ajeno; son muy inseguros en su tránsito por la vida y buscan los responsables de su pobre destino en las supuestas acciones de otros; siguen con los ojos en lágrimas las telenovelas y programas de farándula que les nublan el alma y el entendimiento; están cerrados a nuevos saberes y conocimientos, excepto si se refieren al disfrute y goce de sus sentidos; son como esos pajaritos que solo se preocupan de aferrarse a sus escuálidas ramas que les brindan cierta seguridad, mientras los grandes pajarracos los ensucian con las pestes que emiten…

Los simplones son una demostración palpable de cómo la ignorancia y la estupidez ha colmado las calles y avenidas de las ciudades y pueblos. Para ellos, los políticos han diseñado los “encuentros culturales” para que salga a relucir la escoria humana en todas sus perversiones posibles. En suma, los simplones son una caricatura de muchos electores que creen que la política es responsabilidad de otros y no de ellos; no comprenden que todo lo que surge de la política tiene un efecto inmediato en sus vidas en términos de empleo y bienestar; no comprenden la naturaleza de la especie humana propensa a la avaricia y el egoísmo; no comprenden que los políticos son seres humanos como todos, con sus vicios y defectos…No comprenden que seremos pobres porque el sistema institucional se ha ajustado a lo que requiere la clase política y no al revés.

Probablemente, lo más escandaloso de un simplón es su ausencia total de ambiciones honestas. Es decir, le encanta ser pobre porque le gusta victimizarse para recibir ayuda de los que lo rodean. Este estado mental es catastrófico pues genera personas dependientes que esperan la ayuda de otros y son el caldo de cultivo de los políticos que arrasan con los recursos fiscales. Sin autonomía ni espíritu de iniciativa individual jamás lograremos salir de la situación actual, porque los países no progresan porque los políticos lo desean, los países progresan por el esfuerzo honesto de todos.

Por lo anterior, los simplones no comprenden que no tenemos Focios en la política actual y por eso necesitamos una Democracia 2.0, pero de eso hablaremos en otra oportunidad…

Panorama LIBERAL
Jueves 25 Marzo 2016

domingo, 13 de marzo de 2016

Crónicas de un Liberal Enajenado – DEMOCRACIA 2.0 Y LA CIENCIA O POR QUÉ LA CIENCIA NO SE DESARROLLA EN LOS PAISES SUBDESARROLLADOS..

Con la democracia actual, el continente está condenado al subdesarrollo...Para salvar la ciencia debemos pasar a un nuevo sistema democrático, participativo, global y sin coaccionadores...
 Si un latinoamericano detiene su vacilante caminar por las ciudades y pueblos de este hermoso continente y piensa en su futuro, solo puede llegar a la conclusión que nos falta mucho para llegar al desarrollo. Demasiado. Y la duda le asalta: ¿Llegaremos alguna vez?. Mira hacia sus líderes, responsables de liderar el progreso de nuestras sociedades, y solo ve personas enceguecidas en aferrarse al poder para su propio provecho. Así, lamentablemente, un enorme porcentaje de latinoamericanos ya no creen que los actuales políticos cumplan alguna vez sus promesas de mejorar el bienestar de las grandes mayorías pero, no tienen opciones, y siguen votando por ellos. La actual democracia ha sido prostituida por los políticos actuales que la han puesto al servicio de la minoría gobernante y los cortesanos que pululan alrededor esperando las migajas de sus líderes.

Lo anterior es la razón de que los resultados sigan siendo los mismos lo que se evidencia en una pobreza sostenida y repetida con el paso de los años. Y de todas las opciones políticas, los ciudadanos latinoamericanos han visto en el socialismo la tabla de salvación a sus problemas, puesto que les ofrecen “servicios gratuitos, públicos y de calidad” a todo el mundo; empleos públicos para todos; futbol para todos; salud para todos; educación para todos…Lo terrible es que nada de esto llegará en la forma y fondo que les dicen. Por ejemplo, tendrán futbol para todos pero será a costa de no construir hospitales. Pocos han logrado hacen entender a los ciudadanos latinoamericanos que no existen los “servicios gratuitos” puesto que alguien debe pagar por ellos. Resulta difícil comprender que los ciudadanos de este continente aún no perciban que es la visión socialista-populista la causa real de nuestros problemas puesto que concentra la democracia en las manos de unos pocos y crea mercados concentrados y oligopólicos…

A Latinoamérica la han convencido que el socialismo provocará una disminución de la desigualdad en el ingreso por medio de quitar a unos para dar a otros. Dejan de lado que la riqueza no proviene de las decisiones de los socialistas –lo único seguro que logran es aumentar la pobreza- sino del esfuerzo duro y permanente de todos. Cuando el país crece, los principales causantes son los empresarios y trabajadores que se unen para generar bienes y servicios valiosos para los consumidores. Una reforma sindical que rigidiza el mercado del trabajo va a ideologizar la relación laboral y la máquina productiva va a ser trabada en forma permanente por los interesados de siempre. Es decir, les estamos entregando a gente ideologizada un arma perfecta para detener el país y su funcionamiento; al socialismo no le interesa optimizar el funcionamiento de los mercados y reducir la pobreza porque, entonces, ¿quién votaría por ellos?.

La clase política usa el populismo socialista para mantenerse en el poder y disfrutar de sus prerrogativas. Por lo tanto, no miran al largo plazo y solo se preocupan de mantener el poder con el fin de pagar altos salarios a los cortesanos que los veneran. Por eso, los resultados de sus políticas son miseria y pobreza.

Los políticos socialistas y los que votan por ellos no creen en el crecimiento económico y la creación de riqueza, y tienen la ilusión que pueden mejorar la distribución del ingreso repartiendo la riqueza de una manera discrecional. Así, por ejemplo, en teoría promueven reformas tributarias para aumentar los impuestos a los más ricos y devolverlos a los más pobres por medio de transferencias de riqueza. Pero, las políticas populistas olvidan tres aspectos claves: en primer lugar, al promover reformas tributarias ineficientes reducen el crecimiento económico y la base impositiva; en segundo lugar, los ingresos tributarios son un botín que muchas veces terminan cayendo en las manos y los bolsillos de los corruptos que pululan por el aparato estatal, y en tercer lugar, reducen la iniciativa y el esfuerzo individual. Este es un buen ejemplo, de cómo los recursos fiscales terminan en las manos y los bolsillos de aquellos que no son capaces de generar riqueza porque no creen en ello.

Pero, íbamos a hablar de la ciencia…¿Qué posibilidades tenemos de hacer ciencia en Latinoamérica?

¿Y LA CIENCIA…?

Ya hemos dicho que los políticos socialistas populistas no saben utilizar los mecanismos por medio de los cuáles los países y las sociedades pueden usar sus recursos para generar riqueza. ¿Cuál es la receta socialista y populista?. Creen que pueden hacerlo por medio de la creación de ministerios y departamentos, repletos de funcionarios y burócratas ideologizados. Por eso, se permiten crear el Ministerio del Deporte para mejorar los resultados deportivos y desean crear el Ministerio de la Ciencia para que tengamos más y mejor ciencia…¿Pueden creerlo?. Llenos de grasa fiscal, y ningún resultado.

Sin embargo, recordemos que los recursos, siempre, son escasos y limitados y las necesidades crecientes e ilimitadas, por lo que los países deben desarrollar ciencia y tecnología en función de los recursos que poseen. Por ejemplo, revisemos el caso de Chile…

Recurso 1: Larga y extensa faja de costa…

Chile tiene una larga costa que debe aprovechar creando ciencia y tecnología que convierta al país en la primera granja marina del mundo, permitiendo alimentar al mundo con productos del mar elaborados siguiendo los más altos estándares de calidad. Por lo tanto, se debe apoyar la investigación científica relacionada al estudio de la fauna marina y su preservación. Además, debemos crear una industria de aparatos para gestionar el mar y sus riquezas…

Recurso 2: Desierto creciente

Chile tiene un enorme desierto y zonas de secano que pueden hacerse productivas si se crea ciencia y tecnología relacionada con la agricultura de zonas desérticas…Nos cuentan que el desierto avanza hacia el centro del país y nada hemos hecho que lo revierta…

Recurso 3: Los cielos más claros

Chile tiene los mejores cielos para la observación astronómica y debe crear ciencia y tecnología para aportar al conocimiento mundial. Es más, debe financiar la construcción de modo que los científicos nacionales tengan mayor tiempo de acceso a dichas instalaciones…

Recurso 4: Minería.

Chile es un país minero y debe desarrollar ciencia y tecnología para ser potencia mundial en este rubro…No basta con tener una empresa como Codelco que es una agencia de empleos y una vaca lechera…¡Se requiere que Codelco se transforme en una empresa estrella que abra nuevos mercados, diversifique su producción, y se prepare para la desaparición del cobre!…Hoy, los funcionarios políticos hacen el ridículo en Londres con sus charlas insulsas…

Recurso 5: Potencia alimenticia mundial…

Chile es un país productor de frutos y debe crear ciencia y tecnología para ser una potencia alimenticia mundial...No somos un país pequeño puesto que tenemos un desierto enorme inexplotado, con riquezas potenciales inconmensurables…

Recurso 6: País largo y extenso…

Chile es un país largo y extenso y debe disponer de una línea ferroviaria que complemente las vías existentes en la actualidad. Es un despilfarro desaprovechar las vías en desuso existentes…Debemos crear una industria del transporte ferroviario que cree nuevos productos y sistemas de transporte…

Recurso 7: el terremoto de nuestras vidas

Somos el país más movido del mundo, y aún no somos capaces de tener ciencia de punta en este terreno. Miramos hacia el otro hemisferio para preguntar cuál fue la intensidad del sismo. El país debiera tener los científicos más reputados del mundo en esta área del conocimiento…

Etc., etc….

¿Porque, entonces, es tan difícil crear ciencia en este lado del mundo?. En primer lugar, nuestro modelo mental de negocios es tipo “teletón”, mediante el cual somos incapaces de asumir riesgos y preferimos que nos den limosnas. La Teletón ya no debiera necesitar los recursos de todos en las dichosas “48 horas de amor” porque ya debiera generar los recursos por si mismos, por medio de patentes, licencias y cobrando a quién puede pagar…La Teletón debiera autofinanciarse y no seguir chantajeando a la sociedad. Y este es el modelo mental que tenemos, limitante y basado en una mirada de corto plazo…Nadie mira el largo plazo…

En segundo lugar, no tenemos liderazgos que piensen en el largo plazo. Los políticos de todas partes se enfocan siempre en el corto plazo buscando la reelección para ellos y su sector, pero en esta parte del mundo no tenemos las instituciones que miren el largo plazo. Es más, los políticos son las instituciones. Por eso, esta gente no toma decisiones que mejoren el bienestar global, sino que toman decisiones que mejoren sus beneficios personales y los de sus cortesanos que caminan por las alcantarillas del poder, orgullosos de lo que son…Y cuanto se camina, mirándose el ombligo, lo más probable es que no pueda ver el atardecer de una magnífica tarde de otoño.

Por lo tanto, en tercer lugar, no tenemos ciencia porque no somos capaces como sociedad de generar miradas de largo plazo; los intereses de corto plazo se comen el futuro que se viene encima nuestro a pasos agigantados; no somos capaces de darnos cuenta del cataclismo que se acerca a nuestras costas desde distintos orígenes…Estamos indefensos esperando el gran terremoto que cambiará la geografía de nuestras vidas, y seguimos creyendo que la actual clase política es nuestra principal tabla de salvación…

Terrible error. La actual clase política es la primera que abandonará el barco cuando comience a hundirse. ¿Recuerdan a Pizarro que en medio de un terremoto en su región se fue a ver el mundial de rugby?, ¿recuerdan a los adláteres de Allende que se refugiaron en embajadas o se escondieron y no fueron capaces de hacer frente a las nefastas consecuencias de dicho gobierno?. La naturaleza humana es totalmente predecible y por eso, podemos afirmar que la gente que nos habla de “un mundo bueno y nuevo” solo espera que eso se cumpla para ellos y sus cercanos.

Resulta imposible que esa gente, con su nefasta mentalidad a cuestas que llevan como una pesada mochila, pueda ver más allá de sus narices ideologizadas un mundo y una sociedad libre y abierta. Ellos son partidarios de sociedades cerradas e igualitarias, en que la pobreza se reparta entre todos en partes iguales, mientras la élite saborea el caviar de los restaurantes más prestigiosos del mundo capitalista.

La ciencia tiene recovecos que una persona, como los actuales políticos, no pueden siquiera vislumbrar dado que ellos quieren seguir disfrutando de la tajada de hoy porque creen que ”en el futuro todos estaremos muertos”. La ciencia necesita liderazgos que miren a cincuenta y cien años plazo, y no a dos años. Lamentablemente no tenemos instituciones sólidas que presionen por dichos logros y la democracia es la excusa para la corrupción y el enriquecimiento ilícito.

Engañan a los ilusos creando ministerios llenos de zánganos y compañeros ideologizados que llenan escritorios y gastan recursos fiscales en la tenencia de papeles sin valor.

Engañan a los ilusos hablándoles del emprendimiento de la señora Juanita que vende empanadas en la puerta de su casa, pero, al mismo tiempo, le impiden crecer y proyectarse por una serie de leyes y regulaciones excesivas que coartan el crecimiento…Por eso, es imposible que Steve Jobs haya sido latinoamericano porque aquí le hubiéramos cortado las alas desde el inicio, ideologizando su mente e impidiendo su rebeldía para crear ingenios tecnológicos...

LA NECESIDAD DE UNA DEMOCRACIA 2.0

No podemos seguir dejando, mansamente, el poder a la actual clase política que solo piensa en el corto plazo y en ellos; necesitamos instituciones de largo plazo que puedan mirar el bienestar de todos y no el bienestar particular asociado a una cierta ideología. Los países los construimos todos pero la mayoría está coaccionada por una pequeña minoría a la cual le entregamos poder para actuar en nuestro beneficio pero llevamos más de 200 años haciendo lo mismo…Y seguimos como una pluma al viento, a la deriva, sometidos a la inclemencia del tiempo y sin poder dirigir nuestro destino; caminamos por la vida susurrando que el gran terremoto no mueva el piso bajo nuestros pies. Y no hablamos solo de los movimientos telúricos sino que de los cambios que el mundo enfrenta y para los cuales no estamos preparados por nuestra propia indecisión y pobres liderazgos.

La ciencia puede ser la tabla de salvación de los países latinoamericanos pero debemos hacer cambios radicales en nuestros sistemas políticos. La actual clase política –socialista en todas sus variantes- es retrógrada y resentida; miran a los países desarrollados con envidia, odio y resentimiento; creen que ellos son la clave del progreso de nuestras sociedades y por eso justifican sus permanentes reelecciones…Sin embargo, no titubean en usar los artilugios que las sociedades libres y abiertas han creado. La ciencia puede ser la tabla de salvación de nuestros países siempre y cuando forjemos una nueva democracia, una democracia de gente capaz y real servidora de lo público. Como conocemos la esencia de la naturaleza humana esa Democracia 2.0 debe basarse en que una persona solo esté un breve período a cargo del poder que impida que arme redes que entorpezcan el funcionamiento de todos; debe impedirse que las personas vivan de la política toda su vida y al momento de ejercer un cargo se le debe respetar el trabajo que hacía anteriormente, de modo que cuando termine su período vuelva a desempeñarlo. Y esta lógica debe aplicarse a todo el sistema basado en elecciones. Necesitamos una nueva democracia en la cual toda la gente pueda ejercer cargos de representación popular sin depender de los barones y baronesas que se apoderan de los partidos para hacer a su antojo.

La ciencia necesita de esta Democracia 2.0, puesto que de otra manera se convertirá en un botín de los actuales políticos que la asignarán a sus cortesanos. Nos falta mucho aún, y al subdesarrollo material debemos adicionar el subdesarrollo institucional. Aquellos que viven en las cloacas no pueden regir los destinos de un hermoso continente lleno de riquezas y talentos esperando ser descubiertos…¿O usted opina lo contrario?

Panorama LIBERAL
Domingo 13 Marzo 2016